Caso Trayvon Martin: ¿sigue habiendo racismo en EE. UU.? | El Mundo | DW | 15.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Caso Trayvon Martin: ¿sigue habiendo racismo en EE. UU.?

El caso de la muerte de Trayvon Martin, que muchos creen que tuvo motivos racistas, sigue conmoviendo a EE. UU. El principal acusado está en libertad, y las protestas se están haciendo sentir cada vez más.

Luego de que George Zimmerman, acusado de haber disparado contra el joven negro Trayvon Martin fuera absuelto se produjeron numerosas protestas a través de la red, algunas de ellas fueron insultos y hasta llamados a terminar con su vida. También en las calles de EE. UU. se percibe la indignación de la gente. “Un hombre blanco mató a un afroamericano. Es tan fácil convertir esto en un caso de violencia por racismo”, dijo el joven Rahmond Umunna a Deutsche Welle, “pero debemos ser cuidadosos y aprender de eso”. Otros no son tan imparciales. Un vendedor de diarios manifiesta su decepción ante el veredicto diciendo que es “un asunto muy triste”, ya que Trayvon Martin no estaba armado. Según él, no solo es un caso de violencia por racismo, sino también un crimen en el que el estatus social tiene un rol muy importante.

“Hacen lo que quieren”, dice, resignado. La absolución de George Zimmerman, que dijo haber disparado en defensa propia contra el afroamericano Trayvon Martin, de 17 años, en una localidad de Florida, ocupa a la opinión pública estadounidense. En su prédica, el sacerdote de la Iglesia católica St, Augustine, habló de innumerables casos de discriminación y exclusión social, para terminar apelando al “buen samaritano” dentro de cada ciudadano a actuar, a pesar de todo, dando un buen ejemplo.

Responsabilidad política

Michael Werz, del “Center for American Progress”, en Washington, habló con Deutsche

Reacciones al fallo de absolución.

Reacciones al fallo de absolución.

Welle acerca de la responsabilidad de la clase política en el caso. En Florida, la ley “Stand Your Ground” permite, en caso de un enfrentamiento violento, el uso de un arma de fuego a pesar de que exista la posibilidad de eludir el peligro. Según Werz, esta “zona gris” de la ley es el marco propicio para que personas como George Zimmerman, que se considera a sí mismo un “policía privado”, emprenda patrullajes armados en el vecindario “y trate de expulsar de esa zona a personas que, en su opinión, no deben estar allí”. En ese contexto, no hay duda de que los prejuicios raciales fueron clave en el caso. “Trayvon Martin encaja en todos los esquemas en los que están presentes los prejuicios”, dice Werz. “Es por eso que en EE. UU. el caso ha provocado tanta polémica en la clase política”.

Obama promueve ley de control de armas más estricta

El presidente Barack Obama advirtió este domingo que se debe respetar la decisión de la Justicia.”Si tuviera un hijo, se parecería a Trayvon”, dijo a los padres de la víctima, subrayando que se debe llevar a cabo un control de armas de fuego más estricto en todo el país. El activista Jesse Jackson llamó a la calma, no sin objetar que en el tribunal no había ni un solo miembro del jurado que fuera afroamericano. También los padres de Martin acusaron a las autoridades de no haber investigado adecuadamente porque su hijo era negro. Michael Werz dice que “hay una combinación de factores, como el origen étnico, el color de la piel y la posición social, que resultan en que mucha gente ocupe el lugar del perdedor si tienen que enfrentarse a la Policía o a un tribunal”.

¿Discriminación sistemática?

¿Existe en EE. UU., 50 años después del discurso de Martin Luther King, todavía una

Michael Werz, del Center for American Progress, de EE. UU.

Michael Werz, del Center for American Progress, de EE. UU.

discriminación sistemática de la minoría negra? Lo que se puede constatar es una conciencia generalizada de que el color de piel sigue siendo un factor discriminatorio, a pesar de que, en opinión de la mayoría de los ciudadanos, eso no debería ocurrir. Y eso se aplica también a la relación entre los diferentes grupos étnicos que conforman la población. George Zimmerman es un “white hispanic”, es decir, un estadounidense de raíces latinoamericanas.

En los medios estadounidenses, incluido Internet, la cuestión racial sigue siendo motivo de emociones encontradas. “Es como si los prejuicios siguieran teniendo un rol clave en el racismo cotidiano que se vive en EE. UU.”, explica Michael Werz, que vive hace tiempo en EE. UU. “Pero, justamente, el núcleo de la lucha por los derechos de los ciudadanos siempre fue anclar en la Constitución las demandas individuales de trato igualitario en , por ejemplo, el transporte público, las universidades, las instituciones y el Gobierno, por lo cual en esos ámbitos es muy difícil, si no imposible, que se produzca discriminación”.

Autor: Gero Schließ/ CP

Editora: Emilia Rojas-Sasse

DW recomienda