Caso Strauss-Kahn: “Política, sexo y moral en Francia” | Así es Alemania | DW | 07.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Caso Strauss-Kahn: “Política, sexo y moral en Francia”

En Francia se aviva el debate sobre la responsabilidad moral de la clase política luego de la detención de Dominique Strauss-Kahn.

Dominique Strauss-Kahn ante el tribunal en Nueva York.

Dominique Strauss-Kahn ante el tribunal en Nueva York.


Como lo demuestra la presencia de los medios franceses en Nueva York, el caso Dominique Strauss-Kahn sigue ocupando a la opinión pública francesa, pero, sin duda, algo ha cambiado en Francia desde que comenzó el juicio al ex director del Fondo Monetario Internacional.

Poco después de la detención de Strauss-Kahn, de 62 años, en Nueva York, la mayoría de los franceses supuso que las acusaciones en su contra eran parte de una conspiración. Después de todo, D. S.-Kahn era un político influyente, un peso pesado del socialismo y un candidato prometedor para las próximas elecciones presidenciales galas. Pero las simpatías de los franceses hacia Strauss-Kahn se desvanecen.

“Franceses, decepcionados”

Jérome Sainte-Marie, director interino del instituto de sondeo de opinión francés CSA explica que “los niveles de simpatía por Dominique Strauss-Kahn bajaron significativamente”. El motivo es, según Sainte-Marie, que hay cada vez más personas que lo consideran culpable. “Otros se han enterado de tantas cosas acerca de su personalidad que, aunque al fin resultara inocente, seguirían sintiéndose decepcionados por su comportamiento”, dice el experto.

Lo que sí está claro es que, al referirse al ex director del FMI, ya no se puede hablar de un ‘pecado menor'. Al contrario de lo que usualmente sucede en Francia en casos de escándalos íntimos que afectan a la clase política, el caso de Strauss-Kahn ya no puede barrerse debajo de la alfombra, y menos luego de que su detención impactara a la opinión pública.


La sociedad francesa reflexiona acerca de las costumbres de los poderosos.

La sociedad francesa reflexiona acerca de las costumbres de los poderosos.

“Debate sobre moral de la clase política”

En lugar de eso, se abrió un encendido debate acerca de la moral y las costumbres en la política francesa, lo que trajo consigo revelaciones acerca de nuevos casos de acoso sexual. El secretario de estado francés, Georges Tron, fue acusado por dos de sus ex empleadas y tuvo que renunciar al cargo.

Para el politólogo y escritor Michael Darmon, en Francia se ha producido un cambio de pensamiento. “Se empezó a destapar la olla contra los poderosos. El caso del ex ministro Tron es sólo un ejemplo y puede verse como un daño colateral del caso Strauss-Kahn. También hubo mujeres que rompieron el silencio e incluso protestas contra abuso de poder. Es decir, se nota como las diferentes reacciones a este caso están empezando, poco a poco, a modificar la cultura política de ese país”, señala Michael Darmon.

“Socialistas franceses, todavía en carrera”

Pero el escándalo en torno al socialista Strauss-Kahn no ha llegado a modificar totalmente el barómetro político preelectoral francés, lo que se explica por el hecho de que el presidente Sarkozy sencillamente no es el favorito. Los socialistas todavía están en carrera, lo cual no quita que el caso Strauss-Kahn influya en los comicios franceses de 2012, opina el politólogo Jérome Sainte-Marie.

“Los franceses han comprendido que no es sólo la lucha de un hombre contra la justicia, sino de la lucha de un hombre contra una mujer”, subraya Sainte-Marie. Y eso podría, según él, dañar la imagen de los socialistas franceses. “Por un lado, un hombre poderoso y conocido. Por el otro, una empleada de hotel con cuyas características se identifica la izquierda francesa”, resume el experto.

Otro problema para los socialistas es que Dominique Strauss-Kahn gasta millones de dólares en su defensa y que vive en un hotel de lujo en Nueva York. Y eso sería muy difícil de defender ante los electores. Los conservadores y el presidente Nicolas Sarkozy aprovechan las circunstancias y bromean acerca de la “izquierda caviar”.

Autor: Hans Proß/ Cristina Papaleo

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda