1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Caso Nisman: fiscal argentino determina que fue víctima de homicidio

Según el fiscal Ricardo Sáenz los hechos que envuelven la muerte de su colega no concuerdan entre si, por lo que se deduce que no se suicidó.

Es el primer dictamendonde una autoridad judicial se expresa en términos de la hipótesis que nosotros hemos planteado desde hace meses, dijo el abogado de la familia Nisman.

"Es el primer dictamendonde una autoridad judicial se expresa en términos de la hipótesis que nosotros hemos planteado desde hace meses", dijo el abogado de la familia Nisman.

El fiscal general ante la Cámara del Crimen, Ricardo Sáenz, emitió hoy (25.02.2016) un dictamen en el que apunta que su colega, Alberto Nisman fue víctima de homicidio en enero de 2015, días después de denunciar a la entonces presidenta argentina, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento de terroristas.

“Concuerdo con los apelantes en que el objeto procesal de esta causa hasta el momento, lo constituye la hipótesis de que Alberto Nisman ha sido víctima del delito de homicidio”, señala el dictamen del fiscal. En este sentido, Sáenz señala que la investigación debería ser proseguida por la Justicia Federal de Buenos Aires y declarar así la incompetencia de la Justicia de Instrucción en la que se halla el caso. El fiscal agrega que la tesis referida a que los estudios periciales realizados sobre las manos de Nisman y sobre el arma utilizada demuestran “que estamos en presencia de un homicidio”.

La primera reacción del abogado que representa a la familia de Nisman demuestra gran satisfacción, pues según las palabra de Manuel Romero Victorica, abogado de la exmujer y las hijas del fiscal fallecido, este “es el primer dictamen donde una autoridad judicial se expresa en términos de la hipótesis que nosotros hemos planteado desde hace meses”, dijo hoy a un canal de televisión argentino.

La investigación que lo llevó a la muerte

Nisman, que estaba a cargo de la investigación del atentado contra la sede de la mutualista judía AMIA, que dejó 85 muertos en 1994, fue hallado muerto en su domicilio el 18 de enero de 2015, horas antes de comparecer en el Congreso para explicar la demanda contra Cristina Fernández por supuesto encubrimiento de terroristas iraníes. El fiscal basaba su denuncia en el acuerdo de entendimiento suscrito entre Argentina e Irán en 2013 y que, según Nisman implicaba encubrir a los sospechosos del ataque a la AMIA a cambio de impulsar el intercambio comercial de granos argentinos por petróleo iraní.

La denuncia presentada por Nisman fue finalmente archivada en mayo del año pasado. Asimismo, más de un año después, la investigación de su muerte sigue estancada y sin un dictamen oficial sobre las circunstancias del deceso.

MN (efe, Clarin)

DW recomienda