1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Caso contra presunta neonazi podría venirse abajo

Los tres defensores de oficio de la principal acusada, Beate Zschäpe, sorprendentemente solicitaron la liberación de sus mandatos. Esto podría tener consecuencias para todo el proceso.

El abogado Wolfgang Heer, en nombre suyo y de los otros defensores de oficio de Beate Zschäpe, señalada de participar en una conspiración para realizar ataques contra inmigrantes en Alemania, pidió ser liberado del mandato para defender a la acusada. Dijo estar consciente de que, con la renuncia, el proceso tendría que ser comenzado de nuevo.

El Tribunal Regional Superior de Múnich interrumpió entonces provisionalmente la sesión. Aún no se sabe cuándo podrá producirse una decisión sobre la solicitud de los tres abogados. La legislación requiere una argumentación detallada que justifique una renuncia en estos casos.

Tensa relación

La acusada Beate Tschäpe ha sido defendida de oficio por los abogados Wolfgang Stahl y Anja Sturm, además de Wolfgang Heer. La relación de Zschäpe con estos defensores ha sido tensa desde hace tiempo. Zschäpe había pedido desde hace un año un cambio de abogados. Más recientemente, la Corte había incorporado al abogado Mathias Grasel a la defensa jurídica de oficio.

El juicio contra Zschäpe comenzó el 6 de mayo de 2013, y cumple ya más de dos años. Este lunes se realizó la audiencia número 219. El único testigo de la jornada, cuyo testimonio señaló como culpable a Zschäpe desde la primera audiencia, no fue llamado a declarar.

Zschäpe tiene que responder en el procedimiento de los diez asesinatos que la Fiscalía General adjudica a la organización denominada "Clandestinidad Nacionalsocialista" (NSU), a la cual presuntamente pertenecía la acusada.

EL(dpa, afp)