1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Caso AMIA: CFK declaró como testigo

La ex presidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner cuestionó la actuación de la Justicia en el marco del juicio sobre el presunto encubrimiento del atentado contra el centro comunitario AMIA de Buenos Aires.

Este lunes (5.12.2016), la expresidenta de Argentina declaró como testigo en el juicio oral sobre el presunto encubrimiento del atentado de 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de Buenos Aires, donde figuran como acusados el expresidente Carlos Saúl Menem (1989-1999), el exjefe de la antigua Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) Hugo Anzorreguy y el exjuez Juan José Galeano, entre otros exfuncionarios estatales de ese país. CFK (siglas por las que es conocida la exmandataria entre sus compatriotas) cuestionó la actuación de la Justicia local de cara al ataque contra el centro comunitario judío.

A ojos de CFK, la investigación de ese suceso –que dejó 85 muertos y cientos de heridos en el barrio Once de la capital argentina– "fue un escenario de operaciones políticas nacionales e internacionales, de intereses cruzados”. "Eso provocó que estemos como estamos: 22 años y medio después, aún estamos acá en un juicio oral”, lamentó la política peronista ante el Tribunal Oral Federal Nro. 2 (TOF2). Fernández de Kirchner ya había declarado como testigo en el primer juicio sobre el atentado a la AMIA en 2003, cuando era senadora e integrante de la comisión bicameral parlamentaria de seguimiento de las pesquisas.

CFK aseguró que en esos cargos no tuvo acceso a información reservada y que de muchos de los temas tomó conocimiento "como una ciudadana; más por la lectura de los diarios”. Dijo que entonces confiaba en que la comisión bicameral considerara las distintas hipótesis a la mano: la pista (de militares alcistas) ‘carapintada', la que involucraba a la Policía bonaerense, la ‘pista siria' y la ‘pista iraní'. La Justicia argentina atribuyó el atentado a siete exfuncionarios iraníes –entre ellos el expresidente Ali Rafsanyani y el exagregado cultural de la embajada de Irán en Buenos Aires Mohsen Rabbani– y a un libanés sospechoso de pertenecer a Hizbolá.

Aunque sobre ellos pesan órdenes de captura internacionales, hasta ahora ninguna ha prosperado. La investigación del caso estuvo durante más de diez años a cargo del fiscal Alberto Nisman, quien el 18 de enero de 2015 apareció muerto de un disparo en la cabeza en su departamento del exclusivo barrio Puerto Madero de Buenos Aires. Nisman tenía previsto presentarse al día siguiente ante el Congreso para explicar la denuncia que había presentado cuatro días antes contra la mandataria Fernández de Kirchner, su canciller Héctor Timerman y otros dirigentes kirchneristas por supuesto encubrimiento de los iraníes imputados.

La denuncia en cuestión fue desestimada luego por la Justicia argentina, pese a diferentes intentos por reactivarla tras la muerte de Nisman. Timerman había firmado en 2013 un memorándum de entendimiento con el Gobierno de Irán con miras a esclarecer el atentado. El convenio fue aprobado por el Parlamento argentino, pero no así por el de Irán. La Justicia argentina declaró en 2014 que el pacto era inconstitucional, fallo que fue ratificado por un tribunal de alzada hace casi un año, luego de que el entonces recién asumido Gobierno de Mauricio Macri desistió de apelar.

La opacidad en torno a la muerte de Nisman reavivó el interés internacional por la investigación del atentado contra la AMIA. El viernes pasado (2.12.2016), la Justicia argentina pidió investigar a Sergio Berni, exsecretario de Seguridad del Gobierno de la presidenta Fernández de Kirchner, ante la sospecha de que fueron alteradas las pruebas halladas en la vivienda en la que, hace casi dos años, fue hallado muerto el fiscal Nisman. El fiscal federal Eduardo Taiano presentó un pedido para establecer si en presencia de Berni se modificó la escena en la que Nisman fue hallado sin vida, con un disparo en la cabeza, el 18 de enero de 2015. La investigación también alcanza a quien estuvo a cargo del caso, su colega Viviana Fein.

ERC ( dpa / Clarín )

DW recomienda