Carstens sería un buen candidato para dirigir el FMI, según expertos | Economía | DW | 14.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Carstens sería un buen candidato para dirigir el FMI, según expertos

Agustín Carstens está mejor capacitado para dirigir el FMI debido a su experticia económica, según un experto alemán, de cara a la crisis de la eurozona y las nuevas competencias del organismo multilateral.

default

El gobernador del Banco Central de México, Agustin Carstens

Si la elección del próximo director gerente del FMI se hiciera de acuerdo a los méritos y la experticia económica de los candidatos, el favorito sería el mexicano Agustín Carstens (Ciudad de México, 1958). Es un peso pesado de la economía mexicana no sólo por su complexión física. Como ex Secretario de Hacienda y actual gobernador del Banco de México ha contribuído a hacer de la economía mexicana una de las más sólidas entre los países emergentes, pese a la ola de violencia que vive el país. Carstens fue durante tres años subdirector del FMI y conoce bien el funcionamiento del organismo desde adentro.

“La persona que ocupe el cargo de director gerente del FMI requiere de un profundo conocimiento económico y un amplio dominio de las políticas macroecnómicas y monetarias, es ahí donde el FMI debe tener un perfil altamente especializado. Debe tener capacidad de liderazgo y saber cómo funcionan por dentro los organismos internacionales fundados en Bretton Woods”, afirma el vicepresidente del Instituto de Investigación Económica Mundial (IfW), Rolf Langhammer, en conversación con Deutsche Welle.

De cara a la crisis que atraviesan algunos países de la eurozona, el futuro director del FMI debe preguntarse si sirve de algo dar más dinero y para ello debe entender cómo funciona una economía.

IWF Gebäude in Washington

Edificio del FMI en Washington.

Tendrá que ser capaz de decir “NO”

Langhammer destaca que el futuro director del fondo no podrá resolver solo la crisis. Tendrá que analizar la situación y hacer propuestas viables. “Habrá de ser capaz de decir no. Es es muy difícil de cara a la crisis de algunos países de la eurozona y de los paquetes de rescate aprobados. No estamos empezando de cero”, advierte. Hasta ahora el FMI ha respaldado las gestiones de la Unión Europea y del Banco Central Europeo. “Pero si hubiera una controversia en cuanto al rumbo a tomar, el director del FMI tendría que tener suficientes agallas para hacerse escuchar”, advierte.

El experto destaca que lo más difícil sería tomar la decisión de cambiar de rumbo. “La pregunta es hasta dónde podremos seguir. En el caso de la Sra. Lagarde puede esperarse que habrá continuidad. En el caso del Sr. Carstens podría haber un cambio de postura pues ya tiene la experiencia de crisis en otras regiones”.

Langhammer recuerda por ejemplo, cómo el FMI jugó un papel muy desafortunado durante la crisis en Asia, cuando la ayuda llegó muy tarde y muy condicionada a dolorosos ajustes. “El FMI fue muy criticado porque los recursos destinados no aliviaron la situación económica sino que fueron utilizados por los bancos para mejorar su credibilidad crediticia”.

El experto recuerda también que el FMI falló en pronosticar la crisis de 2008 y en el caso de la crisis griega no asumió una postura clara.

Symbolbild Geldverschwendung Papierflieger Geld Finanzkrise

¿Hasta donde llegarán los rescates?

Nuevo posicionamiento del FMI

“Un nuevo liderazgo debe posicionar al FMI de manera que haya diagnósticos tempranos y claros”. El experto recuerda que al organismo le han sido asignadas una serie de nuevas competencias, como el establecimiento de “corsets” en el sistema financiero internacional para evitar que la brecha económica global se siga expandiendo. “También está pendiente el establecimiento de controles en las transferencias de capital y en todas estas cuestiones es necesario contar con un profundo conocimiento con el que cuenta el sr. Carstens", destacó.

El economista alemán reconoce que a él le gustaría que fuera designado un candidato proveniente de países emergentes. “Podría haber sido el ex ministro de Finanzas de Singapur, un académico extraordinario. Básicamente a lo que me opongo es a que se reaccione de manera instintiva y la decisión caiga sobre Europa, siguiendo la tradición, sobre Francia. Me parece que objetivamente eso ya no corresponde a nuestros tiempos y es inadmisible”.

El experto destaca que la decisión del directorio ejecutivo será política. "El FMI está en manos de sus miembros más importantes, Estados Unidos y el bloque de países europeos, pero cualquiera de los dos candidatos que resulte electo tendrá que vérselas con la fuerte influencia de Washington", concluye.

Autora: Eva Usi

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda