1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Carlos Slim se convertirá en principal accionista de constructora española FCC

El multimillonario mexicano adquiere una importante parte de acciones de la constructora FCC. La empresa española está endeudada y ya había buscado ayuda de George Soros.

El magnate mexicano Carlos Slim se convertirá en el principal inversor de la constructora española FCC, tras alcanzar un acuerdo con la dueña de la firma Esther Koplowitz para adquirir un 25 por ciento de la empresa a través de un aumento de capital como comunicaron ambas partes.

En una presentación ante el regulador español de mercados, FCC dijo que Inmobiliaria Carso, propiedad de Slim, tendría después de la operación un 25,634 por ciento de participación en FCC, mientras Koplowitz reduciría su tenencia de acciones a un 22,433 por ciento, desde el porcentaje actual de algo más de 50 por ciento. El esquema en los órganos de gestión de la compañía será sin embargo de paridad. Cada uno de las partes tendrá cuatro representantes en el nuevo consejo de administración.

Un salvavidas para la constructora española

El segundo hombre más rico del mundo según la revista "Forbes" pagará 150 millones de euros a Koplowitz por sus derechos de suscripción en la ampliación de capital por 1.000 millones de euros que FCC va a realizar antes de final de año y otros 500 millones de euros por las acciones, a un precio de 7,5 euros cada una. Slim desembolsará así entre 650 y 700 millones de euros por algo más de la
mitad de la participación que tiene Koplowitz, cuya familia ha controlado la constructora FCC desde hace más de 50 años.

El mercado recibió el acuerdo con un alza de más del 6 por ciento en las acciones de FCC. La negociación de Koplowitz con Slim se produjo después de que fracasara el acuerdo previo que había alcanzado con el multimillonario estadounidense George Soros.

FCC, fuertemente endeudada, perdió cerca de 790 millones de euros en los primeros nueve meses del año, un 16,8 por ciento frente al mismo periodo del año anterior, por provisiones y deterioros no recurrentes para sanear activos antes de la ampliación de capital.

ZAM (dpa, efe)