1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Carlos Fuentes, "puente entre América y Europa"

Especialistas alemanes en literatura califican al fallecido escritor mexicano como "embajador de la identidad latinoamericana en Europa", y destacan las preocupaciones sociales y políticas del autor de "Aura"

default

Fallece el escritor mexicano Carlos Fuentes

La voz narrativa del mexicano Carlos Fuentes -fallecido en su país a los 83 años- se apagaba ayer tras toda una vida dedicada a la literatura. A su obra literaria se añadió una constante labor política. Ejerció una postura crítica el gobierno de su país, al que más de una vez acusó de ser incapaz de formar una verdadera democracia. A través de la palabra, Fuentes, fue desenredando uno a uno los entresijos del alma mexicana, que impregno las más de 30 obras narrativas que componen su bibliografía. Novelas que, como “La Muerte de Artemio Cruz”, le otorgaron reconocimiento internacional.

El profesor Wolf-Dieten Lange del Departamento de Literatura de la Universidad de Bonn destaca a Fuentes como “embajador de la identidad latinoamericana en Europa”, cuya obra “ha pretendido plasmar sus preocupaciones acerca del futuro político y social de América Latina”.

Según Lisa Grüneisen, traductora al alemán de la última novela de Fuentes, Todas las familias felices, con la muerte del escritor “se va uno de los representantes más importantes de la literatura latinoamericana contemporánea junto con Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez”. Su marcha enmudece una de las voces más críticas que México ha tenido en los últimos tiempos, agrega.

El boom latinoamericano

Carlos Fuentes Schriftsteller Mexiko

El escritor Carlos Fuentes tras recibir el título de doctor honorífico de la Universidad de Puerto Rico.

Fuentes comenzó a despuntar como literato desde los primeros años en la universidad. Más tarde, de la mano del peruano Mario Vargas Llosa, el colombiano Gabriel García Márquez o el argentino Julio Cortázar, encumbró el “boom latinoamericano”, un fenómeno literario que surgió durante las décadas de los sesenta y setenta, cuando las obras de las mejores plumas de América Latina fueron ampliamente distribuidas por el resto del mundo. “Se trataba de un trabajo ampliamente experimental, muy político, en el que un conjunto de jóvenes intelectuales se dirigen al mundo por primera vez para explicar sus propias raíces”, afirma la traductora Lisa Grüneisen.

Para el profesor Lange, la narrativa de Fuentes es el emblema de la identidad latinoamericana. De hecho, "Fuentes asevera que el futuro de América Latina se vio truncado cuando fue conquistada por España”, puntualiza el catedrático. “De ahí que lo que Carlos Fuentes se cuestione en su obra literaria es precisamente si América Latina recibirá algún día una segunda oportunidad para vivir en democracia”, añade el experto.

Los matices y la carismática personalidad de Fuentes se entremezclaban con el amor que le profesaba al lenguaje español. Como comenta la traductora del intelectual, “el talento de Fuentes es de difícil traducción”. Las referencias históricas en las novelas del autor se enlazaban con su gran cultura literaria y sus referencias a la obra de Cervantes. “Era un hombre extremadamente culto", afirma Grüneisen. “Ha sido todo un reto profesional conseguir recuperar el valor y la riqueza de las palabras de Fuentes”:

Puente de unión entre América Latina y Europa

Entre México, París y Londres, Fuentes fue un transgresor de su época, “se movía entre el nuevo y el viejo continente. El literato era una “persona de mundo, cosmopolita”, comenta Grüneisen. “La literatura de Fuentes trazó un puente de unión entre la historia de América Latina y Europa”, añade la traductora.

La obra narrativa de Fuentes confluye entre ambos continentes y adquiere carácter universal. “Autores como Joyce, John Dos Passos y Octavio Paz ejercieron una gran influencia potencial en la obra del mexicano", apunta el profesor Lange.

Marcada conciencia política

El escritor, a quien en 2004 le fue otorgado el título de doctor por la Universidad Libre de Berlín, supo desmembrar la historiografía de un país marcado por una gran inestabilidad política. “La muerte de Carlos Fuentes deja todo un legado narrativo de carácter humanista, cargado de estética, moral y un lenguaje revolucionario”, concluye el catedrático Wolf-Dieten Lange.

Autora: Nura García Reche

Editor: Enrique López