1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Capturan a sospechoso del crimen de Berta Cáceres

El Gobierno de Honduras aseguró que el asesinato no quedará impune y reveló que en el caso trabaja un equipo especializado enviado por Estados Unidos.

Una persona se encuentra detenida en Honduras, acusada del crimen de la dirigente indígena Berta Cáceres. La noticia fue confirmada mediante un comunicado por el Gobierno este jueves (03.03.2016), que asegura también contar con dos testigos del asesinato, entre ellos el mexicano Gustavo Castro, director de la organización Otros Mundos Chiapas y quien se encontraba en Honduras para dictar conferencias sobre energías alternativas.

El otro testigo está amparado bajo la figura del programa de protección. “Un sospechoso del crimen” está bajo custodia policial, señala el reporte gubernamental. El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, aseguró en una conferencia de prensa que dio “instrucciones para que se active la unidad de delitos violentos y se trabaje en coordinación con el apoyo de los Estados Unidos y otros países para encontrar a los culpables”.

Ver el video 01:24

Conmoción por asesinato de Berta Cáceres

Varios equipos de investigación se han desplazado hasta el lugar del asesinato para comenzar las primeras pericias, trabajos en los que serán respaldados por un equipo especializado enviado desde Estados Unidos. La toma de declaraciones quedó en manos de la Fiscal Especial de las Etnias, y las autoridades llamaron a la ciudadanía a proporcionar al número 911 cualquier información que puedan aportar para esclarecer el asesinato.

No habrá impunidad

Berta Cáceres, una maestra de 43 años, fue atacada a tiros por dos hombres en su residencia en la semirural ciudad de La Esperanza, unos 180 kilómetros al oeste de la capital Tegucigalpa, pese a que tenía medidas cautelares de protección por haber sido amenazada en reiteradas ocasiones. Sin embargo, en el momento de su muerte, la líder no estaba protegida porque, según la policía, había cambiado recientemente de domicilio.

El Gobierno aseguró que la muerte de la ambientalista no quedará impune. Guardias de seguridad de la zona donde vivía Cáceres relataron que a eso de la 1 de la mañana un vehículo blanco se estacionó frente a la vivienda de la dirigente, y que minutos más tarde dejó el lugar. Decenas de personas se agolparon frente a la morgue de la capital para conocer el resultado de la autopsia oficial, portando pancartas que decían “no más impunidad”.

DZC (El Heraldo, Reuters)


DW recomienda

Audios y videos sobre el tema