1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Capriles reúne a miles de caraqueños en bastión chavista

El candidato opositor hizo una demostración de fuerza, aunque todavía aparece abajo en las encuestas. Maduro recorrió los llanos de Venezuela.

“Cientos de miles”, dicen las agencias de noticias. Y las imágenes son elocuentes al respecto. Caracas pareció rebosar de seguidores de Henrique Capriles este domingo (07.04.2013), cuando el candidato opositor venezolano reunió a sus partidarios en un histórico bastión chavista de la capital.

Capriles, abanderado de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que busca llegar a la presidencia tras 14 años de chavismo, cambió las tonalidades que habitualmente tiñen a la Avenida Bolívar del centro de Caracas del rojo que impuso Hugo Chávez por un amarillo, azul y rojo de la bandera venezolana, los colores que usa Capriles en su campaña.

Maduro alude a Chávez cada vez que puede.

Maduro alude a Chávez cada vez que puede.

Las elecciones del próximo domingo (14.04.2013) parecen estar servidas para Nicolás Maduro, el candidato oficialista, quien puntea en las encuestas. Pero Capriles no pierde la confianza. "Hoy las calles de Caracas se llenaron de alegría, de esperanza. Las calles de Caracas confirman lo que va a pasar el domingo", dijo el también gobernador de Miranda.

“Nicolás, no seas ridículo”

Capriles enfrentó a Hugo Chávez en las elecciones de octubre de 2012, perdiendo por casi diez puntos. Esta vez el escenario es distinto. No está Chávez, sino su recuerdo, y Maduro ha debido bregar para ganarse en la calle la herencia que el fallecido mandatario le diera antes de volver a Cuba para tratarse el cáncer que finalmente la causó la muerte.

"Lo que vemos en las encuestas, lo vemos en las calles: estamos ganando y vamos a ganar este proceso. Veinte días atrás eso parecía imposible", dijo Capriles, de 40 años, rodeado de banderas de la treintena de fuerzas opositoras que lo apoyan. Cosa rara, pues las encuestas casi siempre lo ponen como el derrotado.

Sin embargo, el candidato de la centroderecha no se deja amilanar en una campaña de apenas diez días, donde debe luchar contra el aparataje estatal al servicio de Maduro, quien horas antes había acusado a la oposición de urdir un complot para asesinarlo. El domingo Capriles le respondió: "Nicolás, no seas ridículo".

El reino de Jesús

La tarde del domingo, Maduro encabezó una gigantesca concentración en el estado suroriental de Apure. Más tarde, siguió su gira por los llanos del país en Guárico y Portuguesa. Como en los múltiples pueblos que ha recorrido, Maduro evocó a Chávez en reiteradas oportunidades y mostró la última alocución pública del fallecido líder, cuando pronuncia lo que terminó siendo su último designio: que voten por Maduro.

La campaña del presidente en ejercicio ha girado en torno a Chávez, pero también a acusaciones contra la oposición y extrañas frases, como cuando dijo que un pajarito lo había visitado y era Chávez. Este sábado hizo una canción de rap contra Capriles y también dijo que quienes no votaran por Maduro recibirían una maldición.

"El socialismo es el reino de nuestro señor Jesucristo en la tierra. Yo quiero la paz, la unión, quiero ser el presidente de la revolución del amor. Háganme presidente y seré el presidente del amor. Apure, estoy listo, mi comandante me formó", dijo Maduro este domingo en una de sus concentraciones.

DZC (Reuters, dpa)