Capriles descarta auditoría e impugnará elecciones | América Latina | DW | 26.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Capriles descarta auditoría e impugnará elecciones

El líder opositor venezolano Henrique Capriles dijo que no participará en una auditoría de las elecciones sin suficientes garantías del Consejo Nacional Electoral (CNE) y anunció que impugnará los comicios.

Capriles dijo estar seguro de que ganó las elecciones y debido a las irregularidades en las votaciones estimó que habrá una nueva elección. El opositor ha condicionado la aceptación de los resultados oficiales del CNE a una auditoría "voto a voto", que incluiría el cotejo con las actas de totalización y los cuadernos electorales donde los electores firman y dejan sus huellas después de votar. Pero hasta ahora el ente rector no se ha pronunciado al respecto, por lo que Capriles descartó participar en la revisión, aceptada la semana pasada por el CNE y saludada por la comunidad internacional.

"Si no hay revisión a los cuadernos (electorales), nosotros no vamos a participar en esa auditoría. Esa sería una auditoría chimba (de mala calidad), es una mamarrachada que no vamos a convalidar", dijo el político de 40 años en una entrevista con el canal de noticias Globovisión. "El siguiente paso será impugnar las elecciones", aseguró y agregó que aunque no tiene expectativas sobre lo que decidirá el Tribunal Supremo de Justicias (TSJ) sobre el caso, decidió cumplir los trámites legales, pues "más temprano que tarde nuestro país desembocará en una nueva elección".

El CNE dio como ganador a Maduro con el 50,78 por ciento de los votos (7.575.704 votos), con una estrecha ventaja sobre el 48,95 por ciento del candidato opositor Capriles (7.302.648), una diferencia de menos de dos puntos porcentuales. Ante la presión opositora, que incluyó protestas de calle, el ente electoral aceptó realizar una audioria del 46 por ciento de los votos que no fueron revisados tras las votaciones, para dar confianza sobre unos resultados que asegura son exactos e "irreversibles".

Tensión

La negativa del también gobernador de Miranda a reconocer los resultados de las elecciones del pasado 14 de abril ha caldeado los ánimos en el polarizado país y, según el Gobierno, ha cobrado la vida de nueve personas en violentos incidentes desatados un día después de las elecciones que tuvieron que llevarse a cabo tras la muerte de Hugo Chávez.

En tanto, la retórica oficial contra Capriles sube de tono día a día. Se ha anunciado que una comisión del Parlamento integrada en su totalidad por oficialistas investigará a Capriles por la violencia post electoral y podría llegar a la Fiscalía para apoyar la apertura de un procedimiento penal. Sin embargo, analistas creen que el Gobierno asumiría un gran riesgo político si decidiese encarcelar a Capriles, quien conquistó a casi 700.000 votantes que hace seis meses votaron por Chávez y dejó el mapa electoral partido en dos.

Los gobiernos de la región han dado su respaldo a Maduro, aunque Estados Unidos aún no se pronuncia sobre si reconocerá al sucesor de Chávez. Maduro y Capriles han llamado a movilizaciones el 1° de mayo -día del trabajo- y muchos temen que sus huestes puedan chocar elevando la temperatura en el país petrolero.

rml/jov (dpa, reuters)