Capriles desafía a Maduro a un debate público | América Latina | DW | 14.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Capriles desafía a Maduro a un debate público

El candidato opositor también respondió a algunos ataques lanzados desde el oficialismo, donde se ha cuestionado su sexualidad.

Henrique Capriles sabe que está en desventaja en la lucha por la presidencia de Venezuela, y está tratando de igualar la competencia de alguna forma. Una de ellas fue la propuesta que realizó este jueves (14.03.2013) de medirse en un debate con el candidato oficialista, el presidente encargado Nicolás Maduro.

La lucha electoral ha estado, hasta ahora, cargada de insultos y acusaciones, por lo que un cara a cara entre los principales aspirantes al gobierno venezolano podría dar luces sobre los programas que ambos defienden. Las elecciones se realizarán el próximo 14 de abril, tras un breve período de campañas de solamente diez días.

Maduro dijo que podría debatir con Capriles siempre y cuando éste se disculpara por haber ofendido al fallecido mandatario Hugo Chávez, al poner en duda la fecha de su muerte. "Si alguna palabra mía hirió algún sentimiento de los deudos del presidente, vaya mi palabra de excusa", dijo Capriles, de 40 años, durante una entrevista.

“La vida no me ha dado una novia”

Capriles compitió con Chávez en octubre de 2012, donde obtuvo el 44 por ciento de los votos, la mejor performance opositora desde 1998. Desde entonces ha debido enfrentar acusaciones desde el oficialismo, donde lo califican de representante de los ricos. En otras ocasiones lo han tachado de “fascista”, se ha destacado su parentesco con personas de origen judío y se ha puesto en duda su sexualidad.

Precisamente sobre este punto habló Capriles en una entrevista con Globovisión, donde respondió a una insinuación de Maduro, quien dijo “a mí sí me gustan las mujeres”, mientras abrazaba a su esposa. "La vida no me ha dado una novia. La estoy buscando", dijo Capriles. "No voy a caer en el terreno en que quiere caer Nicolás. Yo sí le voy a salir al frente a declaraciones homofóbicas que pretendan hacer sentir mal a los venezolanos que tengan una orientación sexual distinta”, afirmó el candidato de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que agrupa a más de 30 organizaciones de oposición.

Maduro se ha presentado como un hijo de Chávez.

Maduro se ha presentado como un "hijo" de Chávez.

Para no ser menos, Capriles acusó a su rival de ser “el candidato de Raúl y Fidel Castro”, en alusión a la conocida cercanía entre el chavismo y los líderes cubanos. "No podemos dejarle el camino libre a ese entorno nefasto e incompetente", añadió Capriles, quien promete seguir luchando contra la pobreza por medio de un modelo económico de centro.

Denuncian irregularidades

Mientras, uno de los cinco rectores del Consejo Nacional Electoral dijo este jueves que el país sufre una "competencia desequilibrada y desleal" en la que el Estado "no juega con reglas claras" en los comicios, al tiempo que mostraba como prueba la autorización para que Nicolás Maduro vote en Caracas y no en la ciudad de Valencia, pese a que estaba registrado allí. Eso no se permite a nadie en Venezuela.

Esto, mientras se acusa al ministro de Defensa, el almirante Diego Molero, de pedir a los cuarteles que trabajen para conseguir la elección de Maduro en las próximas votaciones. Molero declaró que el gobierno "les va a partir la madre a los fascistas (los opositores)" en las elecciones, lo que fue cuestionado también por el Consejo Nacional Electoral.

DZC (Reuters, dpa)

DW recomienda