1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Caos en protestas de 1° de mayo en Berlín, Turquía y Grecia

Manifestantes en Día del Trabajo se enfrentaron el viernes con la policía antidisturbios en Alemania y otros países, mientras hubo protestas contra gobiernos por la recesión y toma de calles en España y Francia.

default

Personas huyen de enfrentamientos en grupos de extrema derecha y extrema izquierda en Berlin-Köpenick.

El aumento del desempleo en Europa y otras partes del mundo agregó intensidad a las marchas por el 1° de mayo, luego de que la caída de los mercados financieros y las dificultades de los bancos que han asestado duros golpes a las economías.

Los altercados en Alemania fueron protagonizados por radicales de izquierda en varias ciudades del país, así como por los violentos enfrentamientos entre neonazis y contramanifestantes y una baja participación en las concentraciones sindicales.

Céntrico y populoso barrio de Kreuzberg

En Berlín y Estambul las protestas fueron violentas rápidamente. Pero la policía griega también tuvo que enfrentarse a anarquistas, al tiempo que las manifestaciones en España y Francia transcurrieron en forma pacífica.

En la capital alemana, militantes de izquierda chocaron con la policía y le arrojaron piedras y botellas, en los peores incidentes de violencia por el Día del Trabajo registrados en la ciudad en cuatro años. Los asaltos por parte de cerca de 400 militantes contra la policía que acompañaba a una protesta de unas 5.000 personas en el céntrico y populoso barrio de Kreuzberg, bastión tradicional de la violencia causada por anarquistas, fueron inusualmente agresivos y comenzaron poco antes de que cayera la noche.

"Hay personas afuera en las calles protestando pacíficamente contra la crisis económica y no hay nada malo en ello", sostuvo el portavoz policial Frank Miller. "Pero cuando la gente quema vehículos y botes de basura y comete otros actos criminales, eso no tiene nada que ver con protestas políticas", añadió. Un grupo de manifestantes en el centro de Berlín arrojó bombas de pintura con brillantes colores contra el edificio del Ministerio de Finanzas.

Extremistas de derecha en conflicto de los 1° de mayo

Desde hace años, el ultraderechista NPD (Partido Nacional de Alemania) también convoca a manifestaciones el 1° de mayo. Por otro lado, en la capital y organizados por la "Alianza para la Democracia y la Tolerancia", cerca de 1.500 personas se dieron cita en el barrio de Köpenick. Los contramanifestantes ocuparon temporalmente los andenes y la estación de tren con el fin de bloquear los accesos al lugar donde pretendía hablar el líder del partido neonazi, Udo Voigt. Sólo unos pocos lograron llegar a ese punto. Un fuerte contingente policial impidió sin embargo que los contramanifestantes lograran llegar a la sede del NPD. Así, la jornada terminó de forma relativamente pacífica, con escasos detenidos.

Por su parte, en Ulm, en el sur del país, los cerca de 1.000 militantes del NPD se toparon con una violenta contramanifestación que clamaba "Nazis fuera". Los radicales lanzaron piedras y botellas y los enfrentamientos se saldaron con 22 detenidos y varios heridos. También en Maguncia, en el oeste de Alemania, se vivieron episodios similares. La policía detuvo a 50 radicales de izquierda que habían lanzado piedras y elementos explosivos a los manifestantes del NPD.

Cada vez menos manifestantes

Según las primeras estimaciones, pese a la crisis y al aumento de despidos anunciado por algunas empresas, sólo 400.000 personas asistieron a alguna de las convocatorias sindicales de todo el país. En 2008 habían sido 530.000.

Autor: JOV / dpa/re

Editor: Enrique López

DW recomienda