Caos en Libia: general sublevado bombardea Trípoli | El Mundo | DW | 18.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Caos en Libia: general sublevado bombardea Trípoli

Jalifa Hafter reivindicó dos ataques aéreos lanzados en los alrededores del aeropuerto internacional de la capital.

Las milicias islamistas de Misrata y los nacionalistas de la ciudad de Zintán llevan semanas enfrentándose en los alrededores del aeropuerto de Trípoli, la capital de Libia, intentando controlar el estratégico recinto, haciendo oídos sordos a los llamados del débil gobierno y de la comunidad internacional para llegar a un alto el fuego que permita a los residentes de la zona salir del lugar.

Para agravar aún más la situación, este lunes (18.08.2014) aviones de guerra lanzaron dos ataques contra las posiciones de los islamistas de Misrata, en una operación cuya procedencia el gobierno dijo desconocer. En horas de la tarde, el general sublevado Jalifa Hafter reivindicó la acción, la primera de este tipo en Trípoli, mediante declaraciones entregadas a la televisión nacional Al Nabaa.

El gobierno, que carece de un Ejército nacional y suele usar a exrebeldes como fuerzas armadas, ordenó una investigación para determinar quién estaba detrás de los bombardeos, aunque todas las miradas apuntaban hacia Hafter, quien había adelantado que haría actuar a sus fuerzas contra las milicias de Misrata. En otras ocasiones, las fuerzas aéreas libias habían dado respaldo al militar sublevado en operaciones en otras ciudades del país.

Aviones extranjeros

Pero esta vez el Estado Mayor de las fuerzas aéreas libias se desligó de los ataques señalando que los aviones que participaron en estos son extranjeros. Como argumento, señaló que el país carece del tipo de cazas utilizados en la operación y tampoco tiene bombas como las lanzadas en la ofensiva. La ONU descartó que hubiera una intervención militar extranjera en el país.

Hafter protagoniza desde el pasado mes de mayo una campaña militar, bautizada como Al Karama (Dignidad), en la segunda grande ciudad libia, Bengasi, cuyo objetivo sería eliminar a los grupos terroristas en el país. La violencia se ha apoderado de Libia desde la caída de Muamar al Gaddafi y muchos países han optado por retirar a sus ciudadanos y representantes diplomáticos, por razones de seguridad.

DZC (dpa, EFE)