1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

Caos en Kosovo por autonomía a minoría serbia

Un acuerdo mediado por la Unión Europea que otorga mayor autonomía a la minoría serbia en Kosovo, ha sido el detonante de enfrentamientos en las calles y en el Parlamento en la capital, Pristina.

Es la tercera ocasión que opositores usan gas lacrimógeno para paralizar el trabajo de la Camara.

Es la tercera ocasión que opositores usan gas lacrimógeno para paralizar el trabajo de la Camara.

Manifestantes de la oposición nacionalista y la policía de Kosovo se enfrentaron esta madrugada en la capital kosovar, Pristina, frente al Parlamento. Los diputados de la oposición trataron de impedir, con gas lacrimógeno, la celebración de una sesión sobre los acuerdos con Serbia y Montenegro. En varias ocasiones los diputados lanzaron gas lacrimógeno en los vestíbulos del edificio para exigir la retirada de esos acuerdos que prevén una normalización de las relaciones con Serbia.

La sesión, convocada por la coalición en el Gobierno, comenzó pasada la medianoche debido a las interrupciones, y con un cordón policial en la sala. La sesión comenzó pese a que los opositores lanzaron nuevamente gas lacrimógeno y distintos objetos a miembros del gobierno y diputados de los partidos en el poder. Es la tercera ocasión en tres semanas que la oposición bloquea el Parlamento con gases lacrimógenos.

No a la autonomía de la minoría serbia

La oposición nacionalista se niega rotundamente al establecimiento de una comunidad de municipios poblados por serbios en Kosovo, que otorgaría más competencias a la minoría serbia. También se opone a una acuerdo de demarcación con Montenegro, porque consideran que reduce el territorio kosovar. El objetivo es paralizar el legislativo hasta que el gobierno retire un acuerdo mediado por la Unión Europea que otorga una amplia autonomía a la minoría serbia en el norte del país.

Kosovo, poblado por una mayoría de albaneses proclamó en 2008 su independencia, que Serbia no reconoce. Sin embargo ambas partes se encuentran en diálogo para normalizar sus relaciones.

Los diputados se vieron apoyados en las calles por manifestantes que enfrentaron con violencia a la policía. Lanzaron piedras, coctéles molotov e incendiaron neumáticos. La policía informó que diez manifestantes fueron detenidos y un agente resultó herido en los incidentes. Los policías antidisturbios utilizaron gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes.


DW recomienda