1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Canadá: ¿se avecina un cambio de Gobierno?

Tras diez años al frente del Gobierno, los conservadores podrían sufrir una derrota en Canadá. Con el apoyo de los socialdemócratas, el joven candidato liberal Justin Trudeau podría alzarse con la victoria.

Tras 78 días de campaña electoral, este lunes (19.10.2015) los canadienses están llamados a las urnas para decidir el próximo Gobierno del país. Según las últimas encuestas, el primer ministro conservador Stephen Harper, jefe de Estado desde 2006, perdería la mayoría en el Parlamento, y el joven candidato liberal Justin Trudeau obtendría suficientes votos para encabezar un Gobierno en minoría.

Muchos de los alrededor de 26 millones de electores canadienses reprueban el estilo político de Harper. De acuerdo con sus críticos, se ha adueñado del poder, ha ignorado al Parlamento y encubierto escándalos de corrupción. Además, Harper habría debilitado el control de los servicios secretos y limitado los derechos civiles, en el marco de la lucha contra el terrorismo. Hace poco, su propuesta de prohibir a las mujeres musulmanas usar el velo islámico durante la ceremonia de naturalización suscitó nuevamente polémica.

Stephen Harper

Stephen Harper

¿Un Gobierno de coalición entre liberales y socialdemócratas?

En las elecciones parlamentarias de 2011, los conservadores habían obtenido un 38 por ciento de los votos, asegurándose la mayoría absoluta en la Cámara Baja. Las encuestas más recientes del domingo pasado, en cambio, pronostican a los liberales una ventaja de siete puntos porcentuales en intención de votos delante de los conservadores. Junto con el partido socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NPD), los liberales podrían formar un Gobierno de coalición.

De acuerdo con Max Cameron, director del Centro para la Investigación de Instituciones Democráticas de la Universidad de British Columbia, un Gobierno minoritario bajo el mando de Harper es poco probable. Por su parte, los liberales y el NPD podrían encontrar suficientes puntos en común para diseñar nuevos proyectos de ley, como, por ejemplo, una reforma electoral, un servicio de guardería más accesible y leyes de protección del clima.

Justin Trudeau

Justin Trudeau

“El abandono de acuerdos de protección del clima nos ha valido mucha crítica a nivel mundial, todos lo miembros de los liberales, del NPD y de los verdes quieren que esto cambie”. Otro tema importante ha sido la política de refugiados. Muchos canadienses se avergüenzan de que su país solo quiera acoger a pocos refugiados, por ejemplo, procedentes de Siria.

¿De la confrontación al compromiso?

En la campaña electoral, Justin Trudeau, el joven y carismático líder de los liberales, posicionó a su partido incluso a la izquierda del NPD en materia de política económica. Anunció que contraería deudas durante tres años para invertir en infraestructura. Además pretende aumentar los impuestos a los más ricos. Así, Trudeau espera poder continuar la herencia de su padre fallecido Pierre, quien es considerado uno de los primeros ministros más populares en la historia de Canadá.

Según Max Cameron, de la Universidad de British Columbia, una cooperación entre los liberales y los socialdemócratas podría devolver un poco de armonía a la política canadiense, puesto que los últimos años bajo Harper habrían estado marcados por la confrontación y las campañas electorales.

DW recomienda