1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Canadá acogerá a 25.000 refugiados sirios

El primer ministro, Justin Trudeau, anunciará este martes un plan para acoger a 25.000 refugiados sirios, a pesar del rechazo en algunos sectores. “La seguridad no puede tapar el racismo”, apunta ministra de Ontario.

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.

El lunes está programado que Trudeau se reúna con los primeros ministros provinciales con los que tratará, entre otros temas, el número de refugiados que recibirá cada una de las provincias y territorios en que está dividido el país. El mismo día, el ministro de Inmigración, John McCallum, mantendrá una conferencia telefónica con los alcaldes de las principales ciudades canadienses para tratar el tema.

Desde que Trudeau y los liberales ganaron las elecciones generales del 19 de octubre, McCallum ha estado concentrado en desarrollar un plan para cumplir la promesa electoral de aceptar

25.000 refugiados sirios antes de finales de año, a pesar de los problemas logísticos que supone. Detalles filtrados en las últimas horas señalan que el Gobierno canadiense está planeando crear a partir del 1 de diciembre un puente aéreo para permitir la llegada de unas 900 personas al día, procedentes de campos de refugiados sirios de la región.

Los refugiados, que llegarán en el inicio del duro invierno canadiense, serían inicialmente hospedados en bases militares canadienses de todo el país para posteriormente ser distribuidos por las provincias y territorios. El plan de reasentamiento de los 25.000 refugiados costaría unos 1.200 millones de dólares canadienses (900 millones de dólares estadounidenses) durante los próximos años.

“Necesidad de seguridad no puede enmascarar el racismo”

Kathleen Wynne, la primera ministra de Ontario, la mayor provincia de Canadá, señaló que aunque es apropiado asegurar las medidas adecuadas en el proceso de verificación de seguridad de los refugiados, lo que es inadmisible es "permitir que la seguridad enmascare el racismo". Y la provincia de Quebec, la segunda mayor del país y que inicialmente tenía previsto recibir unos 5.700 refugiados sirios, ha señalado su disposición a aumentar esa cifra hasta los 16.000.

El primer ministro quebequés, Philippe Couillard, justificó su posición en favor de la llegada de los refugiados porque se comprobará su seguridad "de una forma muy profesional". "Y estamos hablando de familias, niños que vieron a sus madres, padres, primos morir frente a sus ojos, cuyos pueblos fueron destruidos. Siempre hemos ayudado al mundo y lo haremos otra vez", afirmó.

JOV (efe, torontostar)