1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cameron: “impensable” atacar Siria con “oposición aplastante”

El primer ministro británico compareció ante la Cámara de los Comunes. Ataque a Siria parece no contar con suficientes apoyos.

El ataque que parecía inminente contra territorio sirio parece irse dilatando, luego de que la oposición británica cuestionara la pertinencia y contundencia de las pruebas esgrimidas para justificar la intervención y recordara la experiencia previa con Irak, que implicó al país en un conflicto cuyas consecuencias se viven hasta el día de hoy.

Este jueves (29.08.2013), el primer ministro David Cameron expuso ante la Cámara de los Comunes la postura del Gobierno sobre el conflicto, aunque matizó y dijo que sería “impensable” emprender una acción militar contra Siria si hubiera una “oposición aplastante” en el Consejo de Seguridad de la ONU, aunque a su juicio una “intervención humanitaria” sería legal, aunque no contara con la venia de Naciones Unidas.

Asimismo, Cameron dijo que era “altamente probable”, de acuerdo a los servicios de inteligencia, que el régimen de Bashar al Assad hubiera utilizado gases químicos en un ataque que, de acuerdo a algunas fuentes, dejó al menos 300 muertes el pasado 21 de agosto en las afueras de Damasco. “No se trata de tomar postura en el conflicto, ni de invadir, ni de un cambio de régimen”, sino de “responder a un crimen de guerra”, afirmó Cameron. Sin embargo, reconoció que no se contaba con las pruebas suficientes.

“Seguridad nacional”

El primer ministro dijo que esto “no es como Irak” y añadió que era necesario aprender “de lo que fue mal” entonces. Por su parte, el líder laborista Ed Miliband llamó a poner las pruebas delante de las decisiones “y no al revés”, aunque no descartó que su partido apoyara al Gobierno. De acuerdo a un informe gubernamental, una intervención militar se justificaría si hubiera “pruebas convincentes, aceptadas por la comunidad internacional, de peligro humanitario extremo a gran escala”.

Por su parte, Francia y Alemania exhortaron a los inspectores de la ONU que se encuentran en Siria a entregar su reporte sobre lo que recabaron en terreno a la brevedad ante el Consejo de Seguridad, para que sea posible tomar una decisión lo antes posible y así “cumplir con su responsabilidad respecto a este crimen monstruoso”. Mientras Dinamarca dijo que apoyaría políticamente un ataque, Italia se desmarcó asegurando que no se unirá a éste si no tiene la autorización del Consejo de Seguridad. Egipto, en tanto, no lo respaldará en ningún caso.

La noche del miércoles, en tanto, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, intentó convencer a los estadounidenses señalando que la intervención en Siria tenía relación con la seguridad nacional. “Si decimos de una manera clara y decisiva pero muy limitada 'dejen de hacer esto', eso puede tener un impacto positivo en nuestra seguridad nacional a largo plazo”, dijo en una entrevista televisada. Y este jueves, la Casa Blanca dijo que cualquier respuesta sería limitada, rechazando comparaciones con la guerra que encabezó EE.UU. en Irak.

DZC (Europa Press, Reuters, dpa)