1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cameron exige participación británica en lucha contra el EI

El primer ministro británico insistió en la necesidad de que la Fuerza Aérea de su país combata al EI en Siria, al comienzo de una sesión parlamentaria en la que se votará sobre una intervención militar en ese país.

"Creo que simplemente no podemos esperar más. Debemos actuar ahora", insistió el primer ministro británico, David Cameron, en la Cámara de los Comunes en Londres. "La cuestión es: colaboramos con nuestros aliados para debilitar y destruir esta amenaza (...) o nos sentamos a esperar que nos ataquen?"

El autoproclamado Estado Islámico es un "malvado culto a la muerte" que supone un peligro para Reino Unido, y Londres "no puede dejar su seguridad nacional en manos de otros", dijo en referencia a Estados Unidos y Francia, que ya luchan contra la milicia terrorista en Siria.

“La situación es increíblemente compleja”

Cameron aseguró que desde la ciudad siria de Al Raqqa, feudo de la milicia yihadista, se han planeado ataques contra británicos y contra Reino Unido. En total, desde noviembre de 2014 los servicios de seguridad del país han frustrado siete ataques, dijo al tiempo que recordó que en los atentados de Túnez perpetrados este año murieron numerosos ciudadanos británicos.

"No digo que la respuesta sea tan sencilla", señaló al inicio del debate en el Parlamento que se prevé dure unas diez horas. "La situación en Siria es increíblemente compleja. La cuestión hoy es cómo mantenemos seguros a los británicos de la amenaza que representa el EI", dijo.

El Parlamento británico tiene previsto votar alrededor de las 22:00 horas (GMT) sobre una eventual participación británica en los ataques aéreos en Siria. El apoyo a los ataques se da por seguro, ya que se calcula que unos 50 diputados laboristas podrían apoyar a Cameron en este asunto.

Ataques “llevarán a muerte de inocentes”

Hasta el momento, la Fuerza Aérea británica solo ha atacado objetivos del EI en Irak, respaldada por una aprobación del Parlamento en 2014.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, cree que los ataques llevarán "casi inevitablemente a la muerte de inocentes". Además existe el peligro de que Reino Unido se vea arrastrado a una guerra y que al final tenga que intervenir con tropas terrestres. Una escalada de la guerra también aumenta la probabilidad de atentados terroristas y dificulta una solución política para Siria, alegan los críticos.

Según Cameron, los jets británicos podrían utilizar armas de extremada precisión en sus ataques para reducir la probabilidad de víctimas civiles. Al mismo tiempo el primer ministro reconoció que el EI no puede vencerse solo con ataques aéreos.

VT (dpa, afp)

DW recomienda