Cameron dice que no pagará los 2.000 millones de euros que le exige la UE | Europa | DW | 24.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cameron dice que no pagará los 2.000 millones de euros que le exige la UE

El primer ministro británico, David Cameron, aseguró que no pagará en diciembre los más de 2.000 millones de euros que exige la Unión Europea (UE) al Reino Unido para que se ajuste así al presupuesto comunitario.

"Hay ajustes todos los años, a veces pagas un poco más y otras, menos. Pero nunca se ha dado el caso de que haya que pagar una cuenta de 2.000 millones de euros", dijo Cameron en una rueda de prensa tras participar en una cumbre de líderes de la UE.

"No es aceptable, no voy a pagar esa cuenta el 1 de diciembre, eso no va a pasar", agregó el jefe del Gobierno británico, quien indicó además que habrá una reunión extraordinaria de los ministros comunitarios de Finanzas para abordar este asunto "de emergencia".

Cumbre en medio de borrasca económica

Los líderes de la Unión Europea (UE) abordaron hoy los asuntos económicos en el continente en la segunda jornada de la cumbre del bloque, en un contexto de estancamiento, alto desempleo y una nueva disputa presupuestaria con Reino Unido.

Aunque el bloque de la zona euro, de 18 países, ha dejado atrás la recesión, sigue sin experimentar una recuperación convincente, lo que ha dividido al bloque entre los que defienden seguir con una política de austeridad -como Alemania- y quienes defienden ser más flexibles con los límites impuestos por Bruselas en cuanto a deuda y déficit -como Francia e Italia-.

El conflicto afloró hoy fuertemente también con Reino Unido, después de que el "Financial Times" filtrara un documento de la UE que estima que Londres tiene que aportar otros 2.100 millones de euros (2.700 millones de dólares) al presupuesto del bloque debido a que el país registró un crecimiento mayor al previsto.

Las regulaciones de la UE prevén este tipo de ajustes sobre base anual, pero Reino Unido se mostró indignado ante el monto del aporte, sobre todo porque por el contrario Francia podrá ver reducida su contribución en aproximadamente 1.000 millones de euros por sus problemas económicos.

CP (efe, dpa)