1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

Camerún intercambia armas por motos a favor de la conservación

En el Parque Nacional de Korup, en Camerún, se intenta superar el conflicto entre los intereses conservacionistas y de las comunidades promoviendo una gestión de la vida silvestre sostenible aunque no es una tarea fácil.

Ver el video 06:48

Global Ideas: ¿protección o explotación?

Objetivo del proyecto: contribuir a la conservación de ecosistemas de alto valor en la región suroeste de Camerún y mejorar así las condiciones de vida de las poblaciones locales de manera sostenible.

Tamaño del proyecto: el Parque Nacional de Korup cubre un área de 126.900 hectáreas y colabora con 32 aldeas situadas dentro y alrededor del parque.

Socios del proyecto: el Ministerio del Bosque y de la Fauna de Camerún (MINFOF, por sus siglas en francés), el Instituto de Crédito alemán para la Reconstrucción (KfW para la cofinanciación del programa), la Agencia Alemana de Cooperación Técnica (GIZ, por sus siglas en alemán), el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) y la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS, por sus siglas en inglés) como ONG de conservación, y GFA/DFS Consulting Group como consultor para apoyar a MINFOF en la gestión administrativa, financiera y técnica del programa.

Biodiversidad: los bosques en el suroeste de Camerún forman parte de uno de los principales focos de biodiversidad: los "Bosques del Golfo de Guinea” son el hogar, entre otros, de muchas especies animales y vegetales endémicas (especies cuya distribución se limita a esta zona).

Presupuesto: entre 2006 y 2017, la República Federal de Alemania apoya con 30 millones de euros a Camerún para la ejecución del programa de desarrollo PSMNR-SWR.

 

El Parque Nacional de Korup, en el suroeste de Camerún, acoge la selva tropical más antigua de África. Primates tales como el colobo rojo y el dril hacen del Korup un lugar rico en especies. ¿Pero por cuánto tiempo? Plantaciones de cacao y aceite de palma se alzan donde antes había árboles. Y sus habitantes, los animales del bosque, son perseguidos. El bosque debe ser protegido para conservar su diversidad y para ello la población tendría que cambiar su forma de vida. Pero, ¿cómo conciliar los diferentes intereses?

El banco alemán para el desarrollo KfW)está financiando un proyecto que, con la ayuda de organizaciones medioambientales como GIZ y WWF, tiene como objetivo promover la gestión sostenible de los bosques y de la vida silvestre. Visitamos Erat, un pueblo en medio del bosque, donde los conservacionistas y las comunidades locales muestran cómo proteger los recursos y beneficiar al mismo tiempo a la población local.

 

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema