Calderón en Cuba: inversión, comercio y mercado | América Latina | DW | 12.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Calderón en Cuba: inversión, comercio y mercado

Felipe Calderón realizó una breve visita a Cuba para "renovar" las relaciones bilaterales y elaborar una nueva agenda para aprovechar las oportunidades que se abren con las reformas económicas de mercado en la isla.

En su primera visita a Cuba desde que llegó al poder en 2006, el presidente mexicano celebró por la tarde del miércoles una reunión oficial con su homólogo Raúl Castro. Calderón es también el primer jefe de Estado mexicano que visita la vecina nación caribeña en diez años.

"Para nosotros, Cuba y México están en una etapa renovada de relación bilateral", señaló Calderón a su llegada a La Habana. Pese a sus buenos lazos históricos, las relaciones entre ambos países se enfriaron considerablemente por varios desencuentros en la última década.

La visita de poco menos de 24 horas tuvo lugar días antes de que empiece la cumbre del próximo fin de semana en Cartagena de Indias, que reunirá a 33 jefes de Estado y de gobierno del hemisferio. La cita estuvo marcada en los meses previos por una polémica en torno a la posible invitación a Cuba, descartada finalmente por Colombia.

"A pesar de nuestros naturales y distintos puntos de vista sobre varias temas, nuestras coincidencias (...) nos hacen precisamente intensificar esa relación", dijo el mandatario mexicano en La Habana.

La visita servirá para "llevar nuestra relación bilateral a su mejor nivel", agregó.

En la posterior reunión con Raúl Castro en el Palacio de la Revolución, ambos mandatarios trataron temas bilaterales y hablaron de la recién fundada Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), según la televisión estatal cubana.

El presidente mexicano celebró antes una reunión privada con el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, después de depositar la tradicional ofrenda floral en el monumento del héroe nacional cubano José Martí en la Plaza de la Revolución habanera.

Nueva agenda "para aprovechar las oportunidades”

El objetivo de la visita es elaborar una nueva agenda "para aprovechar las oportunidades económicas de inversión y comercio" en el marco del proceso de reformas de mercado impulsadas actualmente por Cuba, según un comunicado previo de las autoridades mexicanas.

"Queremos ampliar el comercio y la inversión entre México y Cuba, dialogar, analizar temas de la relación bilateral y también temas que nos conciernen y nos preocupan a todos en el ámbito regional e internacional", subrayó Calderón al llegar a la isla.

Ambos países quieren incrementar la cooperación en salud, educación, cultura y deporte, así como "la cooperación bilateral en materia de energía", agregó el mandatario, que dejará la presidencia de su país en ocho meses.

México es el primer inversor latinoamericano en Cuba y el octavo socio comercial de la isla a nivel internacional, según datos actuales de la presidencia mexicana.

Medios del país norteamericano barajaban también la deuda comercial de más de 410 millones de dólares que tiene Cuba con México desde los '90 como otro de los posibles temas de la agenda bilateral.

Otro asunto a tratar podría ser la posible contratación de lotes por parte de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) para la búsqueda de crudo en la zona económica exclusiva de Cuba en aguas del golfo de México.

Una relación con altibajos

Calderón heredó de su antecesor, el también conservador Vicente Fox, una relación bilateral en crisis. La tónica de su gobierno ha sido tratar de evitar conflictos internacionales, aunque también él tuvo algunas diferencias con el régimen cubano. En 2004 el gobierno de Fox llegó a expulsar al embajador de Cuba y retiró a su embajadora de la isla por casi tres meses.

Raúl Castro ofreció en la noche una cena de honor al presidente mexicano y su esposa, Margarita Zavala, que lo acompaña en el viaje.

Tras su visita a la isla, Calderón viajará hoy jueves a Haití para continuar después rumbo a Colombia para participar en la cumbre de Cartagena de Indias.

Varios países latinoamericanos, entre ellos Brasil y Argentina, presionan desde hace semanas para que Cuba, gobernada por un régimen comunista desde hace medio siglo, deje de ser excluida de los foros continentales.

Estados Unidos, sin embargo, rechaza la presencia de una delegación cubana y subraya que la participación en la Cumbre de las Américas está reservada a líderes "elegidos democráticamente".

dpa/PK

DW recomienda