1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cadena perpetua para exministro chino de Seguridad Pública

El exministro de Seguridad Pública chino Zhou Yongkang, fue condenado a cadena perpetua por corrupción y filtración de secretos de Estado, según informó la agencia Xinhua.

Zhou Yongkang, en foto de archivo de 2012.

Zhou Yongkang, en foto de archivo de 2012.

La sentencia de cadena perpetua contra el exministro de Seguridad Pública se dio a conocer sin que las autoridades hubieran informado previamente del juicio a Zhou, quien se ha convertido en el cargo de más alto nivel nunca antes juzgado por la República Popular China.

De acuerdo con la agencia oficial china, Xinhua, el juicio se celebró el 22 de mayo en la ciudad de Tianjin, situada a unos 200 kilómetros de Pekín, pero no se informó de ello hasta hoy "debido a que implicaba secretos de Estado".

Zhou decidió no apelar la sentencia, añadió la agencia estatal, que detalló que el exalto cargo también fue condenado a la privación de por vida de sus derechos políticos y que se le confiscaron sus bienes personales.

Aliado de Bo Xilai

Fuentes del Tribunal Popular Supremo habían asegurado en marzo que el juicio sería público, de manera similar al que en 2013 se celebró contra uno de los principales aliados de Zhou en el seno del Partido Comunista, el también exministro Bo Xilai, quien también fue sentenciado a prisión de por vida.

Zhou es el único exmiembro del Comité Permanente del Partido Comunista de China (el limitado grupo de entre cinco y nueve personas, actualmente siete, que concentra el poder en el régimen comunista) que ha sido objeto de una investigación judicial.

Poseedor de uno de los currículos más extensos e impresionantes de la actual jerarquía comunista china, Zhou fue ministro de Tierra y Recursos (1998-99), principal responsable del PCCh en la provincia interior de Sichuan (1999-2002) y, entre 2002 y 2007, titular de la cartera de Seguridad Pública. En este cargo, Zhou controló la policía, los servicios paramilitares, las redes de inteligencia y espionaje y consiguió gran influencia en los tribunales chinos.

ER (efe, dpa)