1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Caída del petróleo frenó la inflación en Alemania en 2015

Los precios al consumo en Alemania aumentaron un 0,3 por ciento en 2015, la subida más moderada desde la recesión de 2009, confirmó este martes (19.1.2016) el Instituto Federal de Estadística. La razón principal fue en 2015 el hundimiento de los precios del petróleo crudo, que abarató los costos de los carburantes para automóviles y calefacciones. Gracias a la caída del crudo, los alemanes pudieron consumir más durante todo el año. El consumo interno fue uno de los pilares del crecimiento económico alemán en 2015. La energía fue un siete por ciento más barata en 2015 que en 2014. El gasóleo para calefacción costó un 23 por ciento menos y la gasolina para automóviles se abarató un diez por ciento. Sin el efecto del petróleo, la inflación habría subido un 1,1 por ciento el año pasado. Los alimentos subieron un 0,8 por ciento. También se encarecieron el café, el tabaco, los periódicos y revistas y el cacao. Los servicios subieron un 1,2 por ciento, al igual que los alquileres netos. La inflación en Alemania cae desde 2011, cuando alcanzó el 2,1 por ciento. El Banco Central Europeo considera que lo ideal para las economías de Europa es un aumento de precios de algo menos del dos por ciento (dpa)