Cónsul argentino visitó a activistas de Greenpeace | Europa | DW | 25.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cónsul argentino visitó a activistas de Greenpeace

El cónsulo argentino Jorge Zobenica se trasladó al puerto de Murmansk, en el norte de Rusia, y pudo reunirse con los dos activistas de la organización ecologista Greenpeace que se encuentran detenidos por piratería, informó la embajada del país sudamericano en Moscú. "Todo es normal, solamente que la tripulación está asustada", señaló una fuente en conversación con la gencia alemana de noticias dpa. El primer encuentro fue el martes a bordo del propio "Arctic Sunrise" y este miércoles se celebró el segundo ya en tierra.

Greenpeace había señalado previamente que los detenidos no tenían acceso a asesoramiento consular ni a abogados. La organización indicó que tras largos interrogatorios los tripulantes habían sido enviados a diferentes cárceles. Formalmente, los 30 integrantes del "Artic Sunrise" llevan 48 horas bajo arresto preventivo. Entre ellos hay dos argentinos, Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi.

La justicia rusa ha abierto un caso por piratería organizada, por la que la ley prevé una pena de hasta 15 años de cárcel. Según Greenpeace, los activistas treparon a una plataforma petrolera en el Ártico para protestar por las perforaciones previstas por la estatal Gazprom. La fiscalía de Moscú confirmó las detenciones y el interrogatorio a tres miembros rusos de la tripulación, según el portavoz Vladimir Markin. Se tomará declaración a los extranjeros solamente cuando se cuente con la asistencia de traductores y abogados, indicó.

El presidente del país, Vladimir Putin, acusó a los activistas de violar las leyes internacionales: "Formalmente, intentaron ocupar una plataforma petrolera", afirmó el mandatario en el marco de una conferencia sobre el Ártico en la ciudad siberiana de Salejard. La acción puso en peligro la salud y la vida de muchas personas. "¿Realmente las acciones de propaganda tienen que tener estas graves consecuencias?", se preguntó Putin, según cita la agencia Interfax.

Putin reconoció que los activistas no son piratas, delito del que se acusa formalmente a los tripulantes del "Arctic Sunrise". Pero, según Putin, las fuerzas de seguridad "no sabían si no se trataba de terroristas que, ocultos tras Greenpeace, estaban intentando tomar la plataforma". Por eso, pidió a la organización presentar sus reclamos en las conferencias internacionales y no "atacando plataformas o barcos".

Putin habló del caso en un encuentro con su homólogo finlandés, Sauli Niinistö. Entre los detenidos hay al menos una ciudadana finlandesa. El ministro ruso de Medio Ambiente, Serguei Donskoi, criticó la protesta de Greenpeace en el mar de Pechora. Tanto Gazprom como el Ministerio del Exterior se negaron por el momento hacer comentarios.

Los ecologistas rechazan las acusaciones y acusan a las autoridades de actuar de forma ilegal. "Es incomprensible", indicó Iván Blokov, de Greenpeace, a la agencia Interfax. El "Arctic Sunrise" fue remolcado hasta Murmansk por la guardia costera (dpa).