1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Elecciones 2016

¿Cómo será el mundo con Trump?

Luego de la conmoción –o la alegría- sobre la victoria de Donald Trump, todo el mundo se pregunta qué cambios traerá el nuevo presidente de los Estados Unidos.

John Emerson, el embajador estadounidense en Berlín, puntualizó claramente lo que piensan los políticos: "No sabemos qué se puede esperar de Trump”. El embajador - políticamente neutral por su cargo- fue aún más lejos y agregó que "se espera una política aislacionista en la que EE. UU. le dé la espalda al mundo”.

El historiador británico Simon Schama fue incluso más concreto. Dado que, luego de las elecciones, los republicanos no solo controlarán la Casa Blanca sino también las dos cámaras del Congreso, algunas cosas van a cambiar de raíz: "La OTAN caerá bajo presión ante la posibilidad de su desintegración; la protección del clima dará marcha atrás y se terminará con la regulación bancaria”, dijo Schama a BBC. "¿Quiere que continúe?”

¿Qué pasa si lo dice en serio?

Después de darse a conocer su victoria, Trump dijo que quería ser "justo” con la comunidad internacional. Pero, ¿qué significa eso? Muchas de las declaraciones de Trump durante su campaña pusieron los pelos de punta a más de uno. Por ejemplo, sus elogios al presidente ruso, Vladimir Putin, y sus opiniones despectivas sobre la OTAN. Putin fue uno de los primeros jefes de Estado en felicitar a Trump por su victoria. Aún está por verse si la obligación de defensa mutua de la OTAN seguirá vigente bajo el gobierno de Trump, después de que Trump insinuó que EE. UU. solo defendería a los países bálticos si "cumplen con las obligaciones que tienen con nosotros”.

Trump dijo, asimismo, que aceptará posiblemente un rearme nuclear de Japón y Corea del Sur, lo que significa romper un tabú frente al precepto actual de evitar por todos los medios la proliferación nuclear. También planea renegociar el acuerdo nuclear con Irán, cancelar varios tratados comerciales y aplicar aranceles aduaneros a productos de importación mexicanos y chinos. Algunas de esas declaraciones podrían haber sido hechas en el fragor de la campaña, pero Niels Annen, portavoz de política exterior de la fracción del Partido Socialdemócrata (SPD) en el Parlamento alemán, no descarta nada: "Tenemos que ocuparnos también de la posibilidad de que lo que dijo es realmente lo que piensa”.

En cuanto a la política de protección al medioambiente, Hans-Joachim Schellhuber, del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, ya se formó un juicio al respecto, y dijo que "no espera de Washington un manejo positivo de las cuestiones referidas al clima”.

 

Los populistas de derecha están felices

En un primer momento, las relaciones de EE. UU. con la Unión Europea se congelarán en la mayoría de sus aspectos, opina Janis Emmanouilis, del equipo de expertos European Policy Centre, de Bruselas. Entre otras cosas, las cuestiones comerciales. El planeado tratado de libre comercio EE. UU.-UE (TTIP) –que también está bajo fuerte presión en Europa- "también se pondrá en la congeladora” en su formulación actual. El experto también ve repercusiones del triunfo de Trump en el populismo de derecha europeo. Tanto la francesa Marine Le Pen como el holandés Geert Wilders felicitaron entusiasmados a Donald Trump. "Sienten que todo eso es viento a favor”, señala Emmanouilis.

Pero en Europa algunos también intentan transformar la noticia en algo positivo. Manfred Weber, por ejemplo, jefe de la fracción del conservador Partido Popular en el Parlamento Europeo, ve confirmada su postura: "El mensaje es claro, y ahora llega a Europa. Tenemos que estar más seguros de nosotros mismos y asumir más responsabilidad. No sabemos qué podemos esperar de los Estados Unidos”.

"El gran peligro de la presidencia de Trump es su impredecibilidad y la falta de estabilidad que perciben tanto nuestros aliados como nuestros opositores”, explicó a DW Aaron Miller, exnegociador en Cercano Oriente y hoy experto en Ciencias Políticas del Centro Woodrow Wilson, de Washington. Más claro fue el exdirector de la CIA John McLaghlin: "Si hace todo lo que anunció, entonces podemos despedirnos de nuestro rol de liderazgo. Esperemos que no lo diga en serio, o que alguien le impida hacer lo que dice que hará.”

Autor: Christoph Hasselbach (CP/ PK)

DW recomienda