¿Cómo se forma un buen entrenador de fútbol? | Alemania Hoy | DW | 17.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania Hoy

¿Cómo se forma un buen entrenador de fútbol?

En la Universidad de Leipzig, un curso para extranjeros entrega perfeccionamiento a entrenadores y profesores de este deporte.

default

El uruguayo Nicolás Sierra tiene grandes recuerdos de su estadía en Leipzig.

En el más popular de los deportes, el entrenador es una pieza clave. Un curso para extranjeros de la Universidad de Leipzig ayuda a profesionalizar esta actividad, que no sólo requiere de pasión, sino también de mucha preparación.

Los prestigiosos Cursos Internacionales de Entrenadores, ITK, de la Universidad de Leipzig, llevan casi 50 años perfeccionando a profesionales dedicados a la enseñanza y entrenamiento de doce deportes diferentes. Entre éstos, uno es sin duda el más popular: “Hay más candidatos en el caso de los cursos de fútbol. Los alumnos saben jugar muy bien, pero aquí aprenden cómo hacer un curso para alumnos. No sólo cómo jugar fútbol, sino cómo ser un buen entrenador y también la parte sicológica“, explica Daniel Eckert-Lindhammer, gerente administrativo de ITK.

En estos cursos intensivos de cinco meses los alumnos estudian gracias a una beca que cubre gastos de estadía y matrícula, que entrega este programa conjunto del Ministerio de Relaciones Exteriores alemán y la Universidad de Leipzig. Una de las grandes ventajas es que hay cursos en inglés, francés, árabe y español. Así los participantes aprenden en su propio idioma tanto en las clases prácticas como en las teóricas, en las que ven teoría del entrenamiento, masaje o preparación física, entre otras materias.

De Montevideo a Leipzig

El uruguayo Nicolás Sierra, de 31 años, es licenciado en educación física y entrenador de fútbol. Entre otras actividades, actualmente es preparador físico en la selección uruguaya de fútbol femenino.

El año 2011 participó en el curso de fútbol en español de ITK, el cual cumplió ampliamente sus expectativas. “Los contenidos curriculares, la infraestructura y los recursos materiales de la Universidad, la organización del curso y los funcionarios responsables de la misma, y muy especialmente los docentes y la traductora, han colaborado para que hayamos podido aprovechar al máximo todas las instancias educativas”, explica.

Una parte muy importante de esta experiencia fue compartir con compañeros de éste y otros cursos, provenientes de diferentes partes del mundo. “Tener la posibilidad de conocer la realidad de otros países y su gente, las costumbres, su música, comidas, historias, y todo lo que pudimos compartir fue increíble. Seguramente, lo más valioso de esta experiencia son los aprendizajes que nos dejó vivir esa diversidad cultural”, cuenta Nicolás Sierra.

Más fútbol para todos

La actividad de los entrenadores está en constante formación. La especialización y el contacto con profesionales extranjeros son clave. “Las diferentes metodologías utilizadas en cada región o país, las características de los entrenamientos, la forma de jugar y hasta el significado que para cada sociedad tiene el fútbol, reflejan la multiplicidad de enfoques que existen sobre este deporte. Incorporar estas visiones a la actividad profesional, compartiéndolas con deportistas y colegas, es muy importante”, explica Sierra.

A través del curso pudo profundizar conocimientos de gran importancia para su actividad profesional. “Estos aprendizajes contribuyeron de manera significativa para poder ocupar actualmente el cargo de preparador físico en la selección uruguaya de fútbol femenino”, indica.

Lucía Maisonneuve, también uruguaya, reconoce que la formación internacional es especialmente necesaria en el caso del fútbol femenino, al que no se le da la misma importancia que al masculino. “El fútbol es el deporte más representativo en nuestro país, el que más siguen las masas cuando es practicado por hombres. Desarrollar el fútbol femenino es un reclamo que está haciendo nuestra cultura actual, ya que cada vez más niñas quieren jugar”, señala.

Intercambio cultural

Tanto Nicolás como Lucía tienen excelentes recuerdos de su estadía en Alemania, un país donde se sintieron muy acogidos. Desde los paisajes y las ciudades, hasta los museos y el muy buen funcionamiento del transporte público, “son elementos que hacen de Alemania un país muy disfrutable y donde uno puede sentirse muy cómodo, pero lo fundamental es el buen trato y la amabilidad de los anfitriones”, destaca Nicolás.

Una de las anécdotas que refleja el intercambio cultural en los cursos ITK tuvo que ver precisamente con fútbol. Se disputaba el campeonato mundial sub 17 y a Uruguay le tocó jugar un partido decisivo contra Ruanda. Los alumnos uruguayos y un ruandés, del curso de atletismo, decidieron ver juntos el partido.

Al comienzo sólo eran cuatro personas, pero con el correr de los minutos el ambiente ya no era tan relajado como al principio y empezaron a alentar a las selecciones cada vez a mayor volumen. “Este bullicio lo escucharon otros compañeros que se fueron sumando y también alentando a alguno de los equipos. Al final éramos en mi habitación una gran cantidad de latinos, africanos y alemanes que comenzamos la tarde alrededor de un partido de fútbol y terminamos comiendo un asado y festejando, sin importar quién había ganado o perdido”, recuerda Nicolás.

Autora: Victoria Dannemann

Editor: José Ospina-Valencia