1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

¿Cómo piensan los seguidores de Pegida?

Según un estudio sobre el movimiento Pegida, las motivaciones de sus seguidores, que protestan contra la islamización, son de corte racista. Pero "hay que tomar ese resultado con pinzas", dicen los investigadores.

En el estudio “Investigación sobre protesta social al límite”, subtitulado “Un acercamiento sociológico al movimiento Pegida”, Dieter Rucht, del Centro Científico para la Investigación Social de Berlín, señala que los datos obtenidos podrían esbozar un perfil del movimiento “Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente” (Pegida). Sin embargo, Rucht advierte que, debido a la rapidez con la que se llevó a cabo la investigación y a la pequeña cantidad de personas que respondieron a la encuesta sociológica, se debe “manejar la interpretación de esos datos con cuidado”. El estudio se realizó hace una semana entre los manifestantes de una protesta llevada a cabo por Pegida en Dresde.

Se trata del segundo estudio sobre los seguidores de Pegida en un lapso de pocos días. Poco antes, investigadores de la Universidad Tecnológica de Dresde los habían caracterizado como a "ciudadanos descontentos, pertenecientes a la capa media de la población". Según ellos, los que salen a protestar con Pegida no representan al “ciudadano alemán promedio”. Sin embargo, los estudios del Centro Científico para la Investigación Social de Berlín sí ven en Pegida claras tendencias de extrema derecha.

“Peligroso proceso de extranjerización”

Dieter Rucht dirigió el estudio del Centro Científico para la Investigación Social de Berlín.

Dieter Rucht dirigió el estudio del Centro Científico para la Investigación Social de Berlín.

Por ejemplo, un 14,8 por ciento de los adeptos a Pegida piensa que la influencia de los judíos en la sociedad alemana es “demasiado grande”, una cifra que supera claramente al promedio de la población total de Alemania que piensa de ese modo, que es de un 11,6 por ciento. Un 81 por ciento de los consultados de Pegida aspiran a que haya “coraje para crear un sentimiento nacional más fuerte”. Un 41,4 por ciento piensa que Alemania sufre un “peligroso proceso de extranjerización” debido a la gran cantidad de inmigrantes, algo con lo que coincide un 25 por ciento de los alemanes.

“Si el domingo hubiera elecciones, un 89 por ciento de los adeptos a Pegida votaría al partido Alternativa para Alemania (AfD), un partido euroescéptico, y el único partido de oposición sería el NPD, de extrema derecha”, añade la investigadora social y profesora de la Universidad de Bochum Sabrina Zajak. Un tercio de los seguidores de Pegida se autocaratula como “de derecha”, al menos así interpreta Zajak los datos obtenidos en el estudio.

¿Cómo es el perfil de los seguidores de Pegida?

¿Pero son esas realmente las características de los seguidores promedio de Pegida? Los mismos investigadores y promotores del estudio tienen sus dudas, debido a que la cantidad de encuestados durante la manifestación fue bastante pequeña, admite Dieter Rucht. Varios equipos de investigadores acompañaron la manifestación del lunes (12.1.2015) en Dresde, observando en el estudio de campo el desarrollo de la misma.

Sabrina Zajak.

Sabrina Zajak.

Allí notaron que la mayoría de los participantes eran de sexo masculino, que llamaban la atención ciertos grupos de hombres vestidos con insignias de hooligans y neonazis, y buscaron establecer contacto con estos. Pero los manifestantes se mostraron más bien reservados. De los 17.000 a 20.000 participantes, solo 670 aceptaron que se les entregara un formulario, y únicamente 123 respondieron. Finalmente, los científicos evaluaron que las personas que contestaron las preguntas eran, sobre todo, de buena formación y con ingresos regulares. La mayoría eran de Dresde o de las cercanías de esta ciudad de Sajonia. Si bien conforman un grupo especial, justamente esa característica despierta las sospechas de los investigadores: “Siempre se supone que las tendencias racistas y de extrema derecha son menores entre las personas educadas”, explica Sabrina Zajak. Algo que contradicen, aparentemente, los resultados de este estudio.

El gobierno lamenta la prohibición a las manifestaciones

Las autoridades prohibieron una nueva manifestación de Pegida en Dresde este lunes (19.1.2015), debido a una alerta sobre posibles atentados terroristas durante el acto. El gobierno alemán lamentó esa medida y resaltó la importancia de la libertad de reunión y expresión. El portavoz del gobierno, Steffen Seibert, dijo que esos son “altos valores que se deben defender en nuestra democracia”, y subrayó que es de desear “que los ciudadanos puedan ejercer esos derechos fundamentales sin limitación alguna”. Asimismo, fueron prohibidos todo tipo de manifestaciones al aire libre debido a los temores de las autoridades en cuanto a seguridad. Los portavoces de Pegida, por su parte, afirmaron que piensan seguir con sus protestas.