1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

¿Cómo afectará la crisis de refugiados al presupuesto alemán?

El presupuesto público alemán debe ser revisado conforme a las necesidades de la crisis de refugiados. Se estima que en 2016 la acogida e integración de los refugiados costará seis mil millones de euros adicionales.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble.

Normalmente cuando el Parlamento alemán (Bundestag) debate el presupuesto público, solo los números juegan un papel, y las emociones se dejan de lado. Sin embargo, esta vez es diferente. “Vemos a gente desesperada tratando de llegar a Europa e imágenes casi insoportables de personas que mueren en el intento, entre ellos muchos niños”, dice el presidente del Bundestag, Norbert Lammert, en la primera sesión parlamentaria tras las vacaciones de verano.

Lammert señala que pese a los sentimientos de luto y duelo, existe la preocupación justificada sobre cómo los municipios lidiarán con la creciente llegada de refugiados y cómo se podrá mantener el control sobre las leyes y el ordenamiento jurídico del país.

¿Alcanzarán diez mil millones de euros?

La acogida de 800.000 refugiados este año, su asistencia e integración costarán mucho dinero. Para ello, el Estado federal está dispuesto a poner a disposición seis mil millones de euros en 2016. Si bien el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, aseguró que la superación de la crisis de refugiados es una “prioridad absoluta” para él, también dijo que no desea contraer más deudas.

Refugiados arriban a la capital bávara.

Refugiados arriban a la capital bávara.

Por su parte, el presidente del Bundestag destacó que la acogida de refugiados no solo debe ser analizada bajo un aspecto económico. Hasta el 24 de septiembre, los municipios, los estados federados y el Gobierno central presentarán un paquete de medidas al respecto. Para financiar los gastos adicionales para los refugiados, Schäuble pretende usar el superávit de miles de millones que han arrojado este año una coyuntura estable y un aumento de los ingresos fiscales.

Para el presupuesto público de 2016, Schäuble originalmente había calculado gastos por 312 mil millones de euros. Ahora esta cantidad aumentará a 318 mil millones de euros. Hasta ahora, los gastos habían estado cubiertos por los ingresos. Tan solo los ingresos fiscales ascienden a 290 mil millones de euros. Asimismo, el proyecto de presupuesto para el próximo año contempla destinar 30,9 mil millones de euros para inversiones, es decir cerca de mil millones de euros más que en 2015. Con este dinero se planea sanear calles, vías ferroviarias, puentes y otras infraestructuras de tránsito, así como ampliar la infraestructura digital.

Probablemente el ministro de Finanzas ingrese el superávit presupuestario de este año en un fondo de reserva. Así se evitaría que en 2016 Alemania tenga que contraer más deudas, a menos de que el número de refugiados siga aumentando y el dinero ya no alcance. La canciller germana, Angela Merkel, estima que el alojamiento, la asistencia, así como los cursos de idioma y las ayudas para la integración incluso podrían ascender a diez mil millones.