Cómics: imán en la Feria del Libro de Leipzig desde hace diez años | Cultura | DW | 16.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Cómics: imán en la Feria del Libro de Leipzig desde hace diez años

La Feria del Libro de Leipzig atrae año tras año a miles de niños y jóvenes con su colorido programa “cómic y manga”. Pero la escena de las historietas aspira a mucho más.

default

Leipzig es una cita obligada para los manga-maníacos.

Del 17 al 20 de marzo, la Feria del Libro de Leipzig vuelve a atraer a miles de aficionados y profesionales de la literatura. La clave de su éxito radica en la gran cercanía entre autores y lectores. El festival literario "Leipzig lee" (Leipzig liest), por ejemplo, se lleva a cabo paralelamente a la feria y está presente en cada rincón de la ciudad, siendo considerado la fiesta de lectura más grande de Europa. Y al público joven lo conquistó la organización hace 10 años, cuando decidió dedicarle especial atención al tema “cómic y manga”.

Der Direktor der Leipziger Buchmesse, Oliver Zille

Oliver Zille, desde 2004 director de la Feria del Libro de Leipzig.

"El reto era cómo ganarnos a los chicos y chicas de entre 13 y 18 años. Se trataba de una cuestión difícil, porque en aquel momento la feria tenía una imagen un poco vetusta y anquilosada", recuerda el director del encuentro literario, Oliver Zille. La propuesta de participación se dirigió entonces a las editoriales de cómics y libros infantiles, y éstas quedaron encantadas con la idea. En 2001 se abrió un área específicamente para este internacional y multicolor rubro en la Feria del Libro de Leipzig, que ya se ha convertido en parte indisoluble de la misma.

La “manga-manía” da el disparo inicial

A principios del presente siglo, los adolescentes alemanes descubrían fascinados el mundo manga. La feria supo aprovechar ese boom e instauró un ya legendario concurso para la nueva generación de dibujantes dedicados a este arte. Además, todos los años acuden a Leipzig grandes nombres de la escena manga, que firman autógrafos a sus fans.

Y la feria organiza otra competición, dedicada esta vez a los disfraces manga: el "Cosplay de Leipzig", que ha llevado a que en la presente edición la ciudad del este alemán se convierta en el lugar en el que preeseleccionan a los candidatos para el European Cosplay Gathering. Sin duda, Leipzig cumplió su objetivo: “que en el año 2011 el área de cómics y mangas se hubiera vuelto parte fundamental de la Feria del Libro, sobre todo para la gente joven”, resume Oliver Zille.

Leipziger Buchmesse Cosplay Flash-Galerie

Los expertos en cómics afirman que este género tiene valor literario y no solo exótico.

Voces críticas

En Leipzig, el mundo del cómic y el manga cuenta con muchos y muy activos seguidores. Pero de eso no se enteran los visitantes de la feria, lamenta Sebastian Röpke, propietario de una tienda de cómics en la ciudad. Es por esto que Röpke faltará este año por primera vez a la feria. El experto está decepcionado del concepto y no quiere ni puede pagar los nuevos precios que se exigen por un stand. Es así que decidió organizar su propia feria, que se celebra en su pequeña tienda. Röpke invitó a Schwarwel, una estrella local del cómic, así como a Serban Cristescu, director de arte de Los Simpson.

Los integrantes de la tertulia de cómics en Leipzig también prefieren mantenerse alejados de las muchedumbres de la feria. En cambio, invitan a los interesados a discutir sobre el tema en el bar Siegismund. Allí se planean fiestas, eventos y se comparten ideas y tesoros. La visitante más joven de la tertulia es Lina Fleischer, de 15 años de edad, que aprecia mucho estos encuentros y dice: “cuando estás sola, muchas veces pasas horas delante de una hoja vacía. Pero intercambiar ideas con otros resulta muy inspirador”.

Salir del nicho

Buchmesse Leipzig

Los cómics atraen a fans de todas las edades.

Lo que más indigna a los seguidores de historietas en Leipzig es que la Feria del Libro, en lugar de popularizar el género, lo encierre aún más en su nicho.

Fuera del manga, en Leipzig casi no se ven las obras de talentosos y jóvenes dibujantes de cómics. Tampoco se exhibe una importante cantidad de reportajes cómic, ni de novelas cómic de gran nivel, critican expertos en la materia. Uno de ellos es el periodista Stefan Pannor. Según él, “es como estar en una burbuja. Y yo quisiera poder decir en la Feria del Libro de Leipzig que el cómic forma parte de la literatura y que ya es hora de que nos dejen salir de nuestro pequeño gueto. Queremos desplazarnos exactamente allí donde están todos los demás.”

El mundo colorido y exótico del cómic ayuda a Leipzig a renovar su imagen. Y la conclusión de los que aman sus páginas es que, luego de diez años cargados de manga, ha llegado el momento de que la Feria del Libro actualice su propia imagen del cómic.

Autora: Antje Hoffmann/ Valeria Risi

Editora: Luna Bolívar Manaut

DW recomienda