“César Chávez”, aclamada en la Berlinale | Cine | DW | 15.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

“César Chávez”, aclamada en la Berlinale

El mexicano Diego Luna estrenó en la sección Special de la Berlinale su película “César Chávez”, que narra la historia del líder campesino de origen mexicano que conquistó derechos para los indocumentados en EE.UU.

El cineasta Diego Luna.

El cineasta Diego Luna.

César Chávez, de Diego Luna, fue uno de los 18 largometrajes invitados a participar en Berlinale Special, que, junto con la sección de competencia, conforma el programa oficial de la Berlinale. Protagonizada por los actores Michael Peña, Rosario Dowson, América Ferrera y John Malkovich, se trata del tercer largometraje que dirige Luna tras el documental sobre el boxeador mexicano JC Chávez y luego de su aplaudido debut en ficción, Abel.

DW: ¿Por qué decidió hacer una película sobre la historia de César Chávez?

Diego Luna: Porque me encontré con que nadie la había contado, hasta me indignó un poco. Paso mucho tiempo en California y la gente conduce por una avenida que se llama César Chávez. Muchos no saben ni quién es. Estados Unidos es un país que celebra mucho las historias de sus héroes, historias excepcionales que motivan y que inspiran. La historia de César Chávez no se había contado y habla mucho de por qué en ese país hay esa contradicción tan brutal. La comunidad mexicano-americana es muy grande y no está reconocida. Hay una reforma migratoria sobre la que se sigue hablando, pero no ha llegado. Es una realidad muy incómoda para muchos, que explica por qué no se ha contado esta historia.

Fotograma de César Chávez

Fotograma de "César Chávez"

¿Hizo usted justicia al reivindicar la figura de César Chávez?

Por venir de México, yo no tengo ese conflicto. Si bien tengo alguna conexión con la comunidad mexicano –americana, no crecí ahí. No fue mi realidad. La fui descubriendo, la fui investigando. Ellos me recibieron muy bien, California ha sido un lugar al que voy mucho, al punto de que mi primer hijo nació ahí, es mexicano-americano, es parte de esa comunidad y yo también me siento parte de ella y siento la responsabilidad de contar una historia que la represente fielmente.

¿Cómo espera usted que sea recibida la película en México?

También en México hay muchos prejuicios sobre la comunidad mexicano-americana y hemos dejado que esa frontera nos divida, cuando hay tantas cosas que tenemos en común. Hay una conexión que no podemos negar y no debemos permitir que esa frontera nos haga ignorarla. La historia de César Chávez tiene que ver con la historia de México. Incluso yo mismo tenía una cantidad de prejuicios enormes sobre lo que es un mexicano-americano y por eso espero que esta película nos termine de acercar. Es un tema universal sobre una comunidad que aparentemente era muy débil y desmembrada y que eventualmente encontró en la unidad un poder y una fuerza que les ayudó a promover un cambio a través de un movimiento que promovía la no violencia y las ideas.

Fotograma de César Chávez

Fotograma de "César Chávez"

¿Qué deja la cinta al espectador, son necesarios muchos César Chávez dada la terrible situación que enfrentan los inmigrantes mexicanos?

La lección que cuenta la historia es muy clara. Esta comunidad, en lugar de atacar frontalmente a una industria de la cual estaban siendo víctimas, lo que hicieron fue buscar un contacto con el consumidor. Hablar con los consumidores que hacen esa industria poderosa y cuestionarlos sobre si verdaderamente quieren empoderar a esa industria. Hacerles ver que, para que sus hijos se coman unas uvas en la escuela, hay otros niños que no pueden ir al colegio porque están trabajando en la vendimia. Apela a la responsabilidad ciudadana. Yo lo comparo con el cine. Cada vez que tu compras un boleto para entrar al cine, celebras la producción de cine, la voz de ese director, cuando uno ejerce ese poder tiene que hacerlo con responsabilidad y para mí eso es un ejemplo para cualquier comunidad que anhele un cambio. El cambio está en nosotros y, si tenemos esa necesidad, probablemente allá afuera haya alguien que nos quiera escuchar.

La relación entre México y Estados Unidos es problemática históricamente, pero ¿no estará condenada a seguir siéndolo por razones geográficas?

Es la frontera más larga entre un país pobre y un país poderoso. Pero yo creo que las fronteras dejarán de representar lo que hoy representan. Es tan absurdo pensar que un pasaporte determina quién eres, de dónde vienes... Recuerdo un día que me moría de hambre y quería comer unas quesadillas. En el lugar en el que las pedí cocinaba una señora mexicana. Me las sirvió un coreano que era su marido. Iban a tener un hijo al que le gustarán las quesadillas tanto como a mi. La identidad y el de dónde eres es algo muy complejo. Tal vez levanten un muro gigantesco, pero no podrán contener la identidad de Latinoamérica y su crecimiento y el anhelo de cambiar su realidad.

¿Cómo fue la selección del elenco?

La idea era representar esta comunidad y me encontré con que todo el mundo entendía la importancia de esta película. Pocas veces te encuentras ante la situación de que todos tienen una urgencia porque la historia se cuente. No tuve que hacer ninguna labor de convencimiento. Todos los actores estaban ahí, listos para hacer la película. Además, la industria en Estados Unidos da muy pocas oportunidades a esta comunidad de ser parte del cine que se hace en ese país, vive muchos en los estereotipos. Hicimos un open call y hablamos a compañías de teatro, de radio. El proceso de selección fue larguísimo y, por suerte, encontramos actores que entendieron perfectamente quién era su personaje, que entienden la historia de sus padres. Michael Peña es ciudadano de primera generación, su papá nació en Purificación, Jalisco. Michael nació en Chicago y vive esta dualidad, una realidad muy parecida a la de César Chávez sólo que varios años después.

¿John Malkovich hizo casting?

No (ríe). John ya era mi productor desde Abel, después hicimos una obra de teatro en la que yo actué y él dirigió, luego llevé a México una puesta en escena en la que él actuaba... En fin, hemos estado trabajando juntos desde hace mucho tiempo. Esta vez le pedí a John que actuara en la cinta. Él es muy cercano al personaje, (líder de los terratenientes), su abuelo llegó de Croacia, así que cuajó muy bien en esta historia de inmigrantes.

DW recomienda