1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cáucaso: la doble estrategia de la canciller

La canciller Merkel ve con optimismo la cumbre extraordinaria de la UE por la crisis del Cáucaso. ¿Cómo conjugar el tono duro hacia Rusia con la apertura al diálogo y el apoyo que ha prometido a los países bálticos?

default

Angela Merkel con Andrus Ansip

La noticia del reconocimiento de Abjazia y Osetia del Sur como estados independientes por parte del presidente ruso la recibió la canciller alemana, Angela Merkel, durante su gira por el Báltico. En Talín, la capital de Estonia, la líder germana criticó duramente el paso dado por Moscú, pero no cierra la puerta al diálogo. En cuanto a la cumbre extraordinaria que tendrá lugar el 1 de septiembre, Merkel se muestra optimista de que de ella saldrá una postura común europea.

De un claro atentado contra el derecho internacional calificó este reconocimiento, por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, el demócrata cristiano Hans-Gert Pöttering, quien también apuesta por una doble estrategia en las relaciones con Rusia: un lenguaje claro, sin cerrar las posibilidades al diálogo. El cómo pretenden lograrlo, aún no está muy claro.

Acercamiento al Báltico

Cuando empezó la crisis en Georgia, la postura alemana parecía estar muy lejana a la de los estados bálticos –Estonia, Letonia y Lituania-, miembros de la Unión Europea. Los presidentes de las tres repúblicas bálticas manifestaron rápidamente su apoyo a Tiflis y su reprobación a Moscú. Alemania y Francia -por el contrario- intentaron conciliar, evitando toda inculpación clara y calificaron sólo de “desmedida” la agresión rusa. Una postura común de la UE parecía muy lejana. Ahora, no tanto.

Siga leyendo: ¿Misión imposible?

DW recomienda