1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Cárcel para ex dirigente laboral de VW

Dos figuras claves en el escándalo de sexo y soborno que sacude a la empresa Volkswagen desde hace más de dos años y medio fueron sentenciados a penas de cárcel y prisión remitida.

default

Klaus Volkert, ex jefe del comité de empresa de VW,(dercha) abandona la corte.

Los escándalos de corrupción ya no son excepcionales en Alemania. Lo excepcional es que los responsables vayan a dar tras las rejas, o al menos reciban penas de prisión no remitida, como acaba de ocurrir en el caso del ex jefe del comité de empresa de Volkswagen, Klaus Volkert. A dos años y nueve meses de cárcel lo condenó este viernes el tribunal regional de Braunschweig por su participación en el escándalo de sobornos, malversación de fondos y viajes de placer, que incluían servicios sexuales adquiridos expensas del consorcio automotriz.

Sobornos millonarios

Volkert tuvo que responder ante la justicia, en concreto, por haber recibido en diversas ocasiones pagos especiales por un monto que sumó en total cerca de dos millones de euros. El hecho, en sí, ya

Deutschland Volkswagen Affäre Prozess Klaus-Joachim Gebauer

Klaus-Joachim Gebauer, el organizador de los ''viajes de placer''.

no estaba en tela de juicio: el ex director de Recursos Humanos de VW y otrora asesor del ex canciller alemán Gerhard Schröder, Peter Hartz, reconoció haber efectuado los pagos, alegando que Volkert tenía gran influencia sobre los trabajadores y se necesitaba la cooperación del personal para poder tomar difíciles decisiones dentro de la empresa. Esa estrategia, que algunos llamarían simplemente soborno, le valió a Hartz una condena a dos años de prisión, en régimen de libertad condicional, y una multa superior al medio millón de euros, en enero de 2007.

El tribunal consideró que Volkert no había sido un mero beneficiario pasivo de la turbia política de Hartz, sino que había instigado esos pagos y por eso decidió ahora mandarlo a la cárcel. El ex dirigente laboral de VW ya sabe lo que eso significa, porque en noviembre de 2006 pasó tres semanas en prisión provisional, acusado de intentar obstruir la acción de la justicia: supuestamente instigó a prestar falso testimonio a Klaus-Joachim Gebauer, ex gerente de personal y eslabón entre los ejecutivos y el comité de personal, que es la instancia que representa a los trabajadores.

Capítulos pendientes

Volkswagen-Manager Peter Hartz

Peter Hartz: el más famoso de los involucrados, fue condendao en 2007.

Gebauer, también figura clave del escándalo de VW, fue quien organizó viajes, servicios de prostitutas y regalos, después de haber recibido instrucciones de Hartz de satisfacer cualquier deseo de Volkert y la cúpula del comité de empresa. Sus diligencias le valieron ahora una condena a un año de prisión en régimen de libertad condicional.

Las sentencias de este viernes no permiten, sin embargo, dar por cerrada esta historia de corrupción en el consorcio automovilístico alemán. Por un lado, los hechos que echaron a rodar todo el escándalo siguen sin aclararse (todo comenzó a salir a la luz pública a fines de junio de 2005, cuando VW presentó una denuncia contra el ex director de personal de la filial Skoda, Helmut Schuster, acusado, entre otras cosas, de haber exigido sobornos de empresas proveedoras). Y, por otra parte, también Volkert tiene la posibilidad de apelar a la sentencia que pretende convertirlo en uno de los escasos personajes que paguen realmente con su libertad un pecado de corrupción empresarial.

DW recomienda