1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

''Cállate y toca''

La viuda de Frank Zappa demandó a un grupo de aficionados alemanes que organizan festival anual en homenaje al compositor.

Frank Zappa en visita a Hamburgo, en los años sesenta.

Frank Zappa en visita a Hamburgo, en los años sesenta.

La historia de este conflicto comenzó cuando el compositor estadounidense Frank Zappa llevaba ya muchos años de muerto. La Fundación de la Familia Zappa, una de las partes en conflicto, fue establecida apenas en 2002, casi una década después del deceso del autor de Jazz from hell.

Gail Zappa

Gail Zappa llevó a aficionados alemanes a los tribunales.

Para ese entonces ya era bien conocido el festival Zappanale, cuya primera edición se llevó a cabo en la desaparecida República Democrática Alemana, poco antes de la caída del Muro de Berlín.

Litigio por derechos

Dieciocho años después de aquel primer evento, los patrocinadores de éste se encontraron este miércoles (09.04.2008) en tribunales de Düsseldorf con los representantes legales de Gail Zappa, viuda del compositor. Ésta reclama a la Zappanale, por un parte, utilizar el apellido del artista como parte del nombre con que se conoce al festival.

Luego, argumenta que el emblema del encuentro musical guarda parecido ilícito con el logotipo de la fundación, basado también en los característicos bigotes y barba de Frank Zappa.

No se trata de una indignación abstracta. Gail Zappa entabló demanda porque tanto el apellido como el emblema fueron registrados por ella y su equipo de trabajo como propiedad intelectual de la fundación.

Pier Boulez - Komponist und Dirigent

Pierre Boulez grabó y dirigió obra de Zappa.

A su vez, los organizadores de la Zappanale argumentan que la viuda de Frank Zappa conocía desde un principio los orígenes del festival, incluidos detalles como su emblema y su nombre. La acusan, pues, de actuar con alevosía.

Resistencia internacional

El diferendo ha despertado reacciones encendidas por parte de los muchos admiradores que Frank Zappa aún tiene en Alemania. Se ha establecido una red internacional de solidaridad en la que se apela a Gail Zappa a respetar el legado intelectual de su esposo, así como su sentido de la libertad y la ironía.

Esto se ha transformado una causa cuyos defensores actúan con tanta pasión como la que mostraba el propio Zappa al defender sus convicciones. Los promotores de la “resistencia internacional contra los ataques de Gail Zappa a la base de fanáticos” dicen que “Frank Zappa siempre se manifestó en contra de toda clase de paternalismo y limitación a la expresión artística”.

Asimismo, acusan a la viuda de “realizar un atentado directo contra el legado de Frak Zappa con cada intento de minar las actividades de grupos de admiradores.”

Frank-Zappa-Straße in Marzahn-Hellersdorf, Berlin

Calle Frank Zappa, en Berlín.

Ya hay un fallo

Por lo pronto, los tribunales alemanes ya decidieron en primera instancia que el emblema del festival no guarda parecido sospechoso con el registrado por la Fundación Zappa. En cuanto al resto del litigio, los primeros fallos no se producirán hasta dentro de varias semanas.

Está por verse, pues, si el conflicto afectará o no el desarrollo de la Zappanale número 19, programada para realizarse del 15 al 17 de agosto del presente año. Pero lo cierto es que la discusión nada tiene que ver con los niveles artísticos de Frank Zappa, cuya obra The perfect stranger fue dirigida y grabada por el propio Pierre Boulez.

Quizá, si presenciara los litigios actuales sobre su obra, el compositor se dirigiría a los rijosos recordándoles el título de uno de sus discos: Shut up and play y'er guitar (cállate y toca la guitarra).

DW recomienda