1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cábalas sobre Rusia

¿Tienen Estados Unidos y Rusia una postura común de cara a Siria? En Berlín, el secretario de Estado, John Kerry, habló de ello con su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, quien podría mediar entre ambas potencias.

El secretario de Estado, John Kerry (izq.), y su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier.

El secretario de Estado, John Kerry (izq.), y su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier.

¿Qué busca Moscú en Siria? Occidente sospecha que el aumento de la presencia militar rusa en ese país del Cercano Oriente puede servir para ampliar el apoyo del Kremlin al hombre fuerte de Damasco, Bashar al-Assad. Carros de combate, helicópteros y marines han sido desplegados en la base siria de Latakia. Según algunos informes, incluso varios aviones de combate se han trasladado a la zona y se especula sobre la construcción de un nuevo aeropuerto que facilitaría ataques aéreos rusos en Siria.

A primera vista, no es una mala opción para muchos, si se dirigen los ataques contra la organización terrorista Estado Islámico (EI), contra quien también lucha una alianza occidental liderada por Estados Unidos.

Rusia quiere a Assad y Estados Unidos no

Moscú continúa apoyando decididamente a Assad, pero Estados Unidos no le ve ningún futuro al otrora poderoso presidente sirio. En los más de cuatro años que su país lleva atrapado en una guerra civil, se le acusa de haber recurrido a bombas de barril, gas venenoso y torturas contra su propio pueblo. Un cuarto de millón de personas ha muerto en Siria, doce millones se han visto desplazados.

Pero, por sí solos, los medios militares no van a cambiar nada en Siria. Eso enfatizó en Berlín el Ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, tras una conversación con su homólogo de Estados Unidos, John Kerry. "Creemos que la guerra civil sólo acabará mediante un esfuerzo diplomático conjunto tan pronto como sea posible", dijo Steinmeier.

Diplomacia alemana

Los Estados occidentales deben negociar con Turquía, Arabia Saudí, Irán y Rusia. La guerra debe finalmente tomarse "muy en serio", dejando de lado los meros "intereses nacionales". "Todas las partes deben adoptar una verdadera postura común", dijo Steinmeier.

Algo menos de tres horas duró la reunión entre Steinmeier y Kerry en la Villa Borsig, donde se alojan los huéspedes del Gobierno en Berlín-Tegel. A la reunión se invitó a refugiados sirios llegados recientemente a Alemania. El canciller les inquirió sobre por qué ahora de repente tanta gente huye de la región. La respuesta fue clara: casi nadie confía en un final previsible de la guerra civil.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov (izq.), durante una entrevista con el presidente sirio Bashar al-Assad.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov (izq.), durante una entrevista con el presidente sirio Bashar al-Assad.

Rusos y estadounidenses intercambian información

"La situación en Siria nos obliga a actuar… a todos nosotros ", dijo Steinmeier. El ministro habló "no sólo de una obligación política, sino también de una obligación moral, para poner fin a tanta muerte en Siria". Y hay que actuar rápido, tras años de pasividad ante la guerra civil.

"Queremos hacer todo lo posible en los próximos días y semanas para dar un impulso a la situación", dijo Steinmeier. Valoró positivamente la reanudación de las conversaciones entre Estados Unidos y Rusia, pero advirtió de que no se pueden echar las campanas al vuelo. Después de todo, se ha acordado sólo las "medidas mínimas para el intercambio de información".

De igual forma se expresó Kerry. Ya no se trata solamente de la cooperación en Siria. "Hemos hablado de militar a militar sobre cómo evitar conflictos e impedir que se produzcan enfrentamientos o accidentes no deseados, ya que sabemos lo que está pasando en la lucha contra Estado Islámico", afirmó Kerry.

"Es algo distinto a lo que sería necesario para propiciar un cambio de gobierno en Siria". Steinmeier pone sus esperanzas, al igual que Kerry, en la Asamblea General de la ONU de finales de este mes, que tendrá lugar en Nueva York. "Ambos nos encontraremos con los principales actores", dijo Kerry, que quiere hablar allí, entre otros, con los ministros de Exteriores de Rusia e Irán. "Esto nos abrirá un abanico de posibilidades".

En Nueva York quieren también Kerry y Steinmeier presionar para que la agencia para los refugiados de las Naciones Unidas, ACNUR, reciba más dinero para su trabajo en los campos de acogida en el Líbano y Jordania. La organización necesita 1.800 millones de dólares adicionales para mantener el ritmo del año pasado.