Buscan salida a la crisis política en Holanda | Europa | DW | 24.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Buscan salida a la crisis política en Holanda

Los diferentes partidos políticosdeaten acerca de cuándo se celebrarán nuevas elecciones. "Cuanto antes, mejor", opina la prensa.

Las principales fuerzas políticas de los Países Bajos están enzarzadas en un amplio debate de cara a la fijación de una fecha para que el país celebre nuevas elecciones, apenas dos años después de los comicios de junio de 2010, según informan hoy numerosos medios de prensa holandeses.

Entre las fechas posibles se baraja la del próximo 27 de junio. No obstante, el líder del islamófobo Partido de la Libertad (PVV), Geert Wilders, quiere que los comicios se celebren en septiembre. Por su parte, Diederik Samson, líder de la oposición laborista, del Partido del Trabajo (Pvda), apuesta por una fecha mucho más cercana.

En la prensa holandesa de hoy, el tema de la crisis política y de las elecciones anticipadas ocupa casi todos los espacios. En una columna de opinión, el rotativo "De Volkskrant" asegura que "ir pronto a las urnas es, en efecto, la mejor opción".

El periódico "Algemeen Dagblad" hace énfasis en la fecha posible del 27 de junio: "¿Elecciones en medio de la semifinal de la Eurocopa?", se pregunta. Mientras, el rotativo "Trouw" asegura que aunque "oficialmente el gabinete no ha caído, en la práctica es así".

El pasado fin de semana naufragaron las negociaciones presupuestarias, bautizadas "de la Catshuis", por el nombre del edificio histórico de La Haya donde se llevaron a cabo sin avances durante casi siete semanas.

Los dos socios de coalición, el liberal de derechas VVD, del primer ministro Mark Rutte, y los democristianos de la CDA, no lograron un acuerdo sobre los recortes del presupuesto de 2013 con sus aliados del PVV, que les prestaba apoyos puntuales indispensables para gobernar.

El gobierno de Rutte anunció que necesita recortar cerca de 15.000 millones de euros para 2013 con el fin de cumplir con la meta de déficit de, como máximo, el 3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) fijada por Bruselas. La previsión de déficit de Holanda para 2013 es del 4,5 por ciento del PIB.

Wilders se negó a que aplicaran recortes en partidas como la seguridad social o las pensiones "a costa de los ciudadanos", con lo cual torpedeó el acuerdo, precipitando la crisis.

Desde este lunes, el gobierno holandés está en funciones, después de que Rutte presentara el mismo día la dimisión del gabinete conservador de minorías a la reina Beatriz, la cual mantiene en suspenso la decisión de si la acepta o no. Hasta que la monarca no la acepte, el gabinete no se puede considerar oficialmente disuelto.

Fuente: DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda