1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Brzezinski: la estrategia para Siria, un secreto bien guardado.

En entrevista con DW, el ex asesor de seguridad de EE.UU. Zbigniew Brzezinski advierte la falta de una estrategia clara para una posible intervención militar inminente contra Assad.

Zbigniew Brzezinski fue asesor de Seguridad del gobierno de del presidente Jimmy Carter desde 1977 hasta 1981 y es recordado como uno de los más prominentes investigadores de la política exterior de EE.UU. Es actualmente profesor de relaciones internacionales en la Universidad John Hopkins y consejero del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos de Washington.

DW: Después de los presuntos ataques a gran escala con armas químicas contra civiles parece inevitable una inminente una acción militar contra el régimen de Assad. ¿Qué opinión le merecería una operación de se tipo?

Zbigniew Brzezinski: Mi punto de vista es que si esa acción ha de ser emprendida debería formar parte de una estrategia mucho más amplia. De otra forma puede ser una respuesta punitiva pero... ¿resolvería el problema? ¿Sería la estrategia adecuada para la solución del problema? ¿Y quién estaría a favor de esta estrategia y quién no? Éstas son las preguntas que creo que habrá que pensar seriamente antes de entrar en una acción militar que, aunque fuese quizás moralmente justificada debido a la naturaleza de los hechos, es decir, crímenes contra la humanidad, tendría otras consecuencias que quizás no sean tan deseables.

¿Cree que la administración de Obama tiene una estrategia o un plan maestro para Siria y la situación después de esta acción militar?

Si lo tienen, realmente lo mantienen muy bien en secreto.

¿Qué tipo de plan le gustaría ver a usted?

Me parece que el problema de Siria es parte de un gran dilema dentro de la violencia de Oriente Medio. La solución para esto no puede estar únicamente basada en la fuerza militar, ni debería depender exclusivamente de los poderes occidentales. Me impresiona el entusiasmo con el que Gran Bretaña y Francia parecen apoyar la acción militar, aunque estoy consciente de que ambos fueron potencias colonialistas en la región.

Dada la realidad contemporánea de lo que yo llamo en mis escritos “Global Political Awakening” (despertar político global), una política de fuerza basada primariamente en Occidente y, en algunos casos, en poderes coloniales no parece ser una vía muy prometedora hacia una solución del problema regional.

¿Sería necesaria entonces una coalición más amplia para emprender militar?

Pienso que por lo menos Turquía debería estar abierta y directamente involucrada si eso al final sucede. Y creo que se requerirían algunas expresiones de aprobación y el apoyo de otros países que son de alguna forma mucho más dependientes económicamente de la estabilidad de Oriente Medio. En otras palabras, tengo en mente algunas de las potencias asiáticas que tanto dependen de que la energía fluya permanentemente desde un Oriente Medio que todavía no está totalmente en llamas.

En su opinión, ¿qué papel debería tener Rusia?

Un papel importante de Rusia sería unirse a la comunidad internacional a la hora de definir algunos standards comunes no sólo para la solución del problema sirio, sino también para una estabilidad más amplia con Irán, que considere su programa nuclear y la forma en que éste podría ser legitimado. Y por supuesto, también aportar apoyo activo para la solución del problema entre Israel y Palestina, que es el que causa algunas de estas tensiones existentes.

Todos estos aspectos han de ser abordados en un contexto más amplio y, según mi punto de vista, no quedarse limitados a una respuesta militar solitaria por parte de un pequeño numero de países occidentales, algunos de ellos incluso con un pasado histórico poco constructivo.

¿Cómo interpreta el hecho de que la administración de Obama no esté incluyendo a las Naciones Unidas en sus esfuerzos y básicamente solo trata de reclutar a la OTAN para toma parte?

No estoy muy seguro de si se podría caracterizar a la administración de Obama de esa forma. Creo que a la administración de Obama le gustaría tener una sanción de la ONU. Pero es consciente que ese esfuerzo podría encontrar el veto de Rusia y quizás también de China. Por eso creo que es necesario entablar discusiones serias también con países que, de una forma u otra, pueden verse afectados por las consecuencias de una escalada rápida de la violencia en la región.

El núcleo del problema es mucho más amplio que Siria y no puede ser considerado como un mero problema sirio. En segundo lugar, una acción de represalia contra un ataque moralmente grave, como el realizado con armas químicas, debería ser parte de un plan más amplio con objetivos estratégicos y no únicamente punitivos.

Para resumir, no está muy convencido de que una acción militar sea el paso correcto en este momento…

No veo el contexto estratégico más amplio para ello. Estoy convencido de que los que quieren intervenir se basan estrictamente en Estados Unidos y los poderes coloniales. Me parece que eso creará un problema político inmediatamente.

DW recomienda