1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Bruselas quiere fijar objetivos climáticos vinculantes antes de 2009

La Comisión Europea aspira a establecer medidas vinculantes de reducción de emisiones contaminantes en todo el mundo antes de 2009, dijo el comisario europeo de Medio Ambiente,

Stavros Dimas, hoy en Bruselas, con vistas a la conferencia climática de Bali que comenzará la próxima semana.

'Para alcanzar un acuerdo sobre una nueva propuesta debemos establecer un plazo hasta finales de 2009, para que pudiera entrar en vigor antes de 2012'. Ese año vence el Protocolo de Kyoto.

Dimas explicó que confía en una mayor comprensión en Estados Unidos: 'Espero que Estados Unidos se deje convencer por lo que nos dicen los científicos'. Sin embargo, China e India también deben contribuir, algo que por el momento parece difícil: 'China no está muy dispuesta a aprobar medidas vinculantes', añadió.

El Comisario europeo considera que la UE se encuentra en buen camino hacia la consecución de los objetivos establecidos en el protocolo de Kyoto, que prevé una reducción del ocho por ciento de las emisiones de dióxido de carbono hasta 2012 respecto a los niveles de 1990 por parte de los 15 miembros de la Unión Europea firmantes. 'Si aplicamos las medidas podremos lograr una reducción superior al once por ciento', considera Dimas.

Para este pronóstico, sin embargo, la Comisión ya contó con algunos pasos que aún no han sido decididos. Además, incluso teniéndolos en cuenta, tres estados de la Unión Europea emitirán previsiblemente más gases contaminantes de los permitidos: Italia y Dinamarca superarán los límites en pequeña medida, pero España los superará en más de un 14 por ciento.

En diciembre la Comisión presentará sus propuestas para reducir las emisiones contaminantes de los automóviles y en enero hará lo propio con el plan para el reparto de cargas en los objetivos de protección climática de la UE para 2020. Más de la mitad de las reducciones aspiradas de CO2 se logrará, según Dimas, mediante el comercio de emisiones. Sobre el resto, la Comisión negocia actualmente con los estados miembros. (dpa)