1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Brown promete tomar las riendas del país en un momento difícil

El primer ministro británico, Gordon Brown, aseguró ser el hombre adecuado para liderar el país en un momento de "asombroso periodo de cambio", pese a su baja popularidad y a que los sindicatos amenazan con hacer frente a la política gubernamental de recorte del gasto público.

Durante la primera reunión del gabinete de gobierno británico tras las vacaciones de verano, Brown, cuya capacidad como líder fue incluso cuestionada abiertamente dentro del mismo Partido Laborista, se mostró optimista respecto al futuro del país aunque campee la crisis económica.

En un intento por demostrar cercanía al pueblo, la reunión se celebró en en Birmingham, en el centro de Inglaterra. Es la primera vez desde 1921 que un encuentro de este tipo tiene lugar fuera de Londres.

El ministro de Exteriores británico, David Miliband, mostró su respaldo al jefe del Gobierno. Miliband, considerado como posible sucesor de Brown, dijo estar "totalmente convencido" de que el premier es capaz de conducir al Partido Laborista a la victoria en las próximas elecciones parlamentarias.

Sin embargo, dio a entender que el trabajo de Brown no ha sido totalmente satisfactorio. Ahora, el premier dirige "con más fuerza y mayor decisión", y "demostrará a la gente que estaban equivocados", añadió.

Las encuestas otorgan a Brown y a su partido una diferencia considerable frente a los conservadores de la oposición, que encabezan los sondeos. La impopularidad del jefe del Gobierno agudizó las voces que dentro del partido piden su dimisión. (dpa)