Brasilia: ″sin techo″ contra Copa Confederaciones | América Latina | DW | 14.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasilia: "sin techo" contra Copa Confederaciones

Unos 200 miembros del Movimiento de Trabajadores y Trabajadoras Sin Techo y del Comité Popular del Mundial protestaron con barricadas contra la Copa Confederaciones frente al Estadio Nacional Mané Garrincha, en Brasilia.

A un día de que comience el torneo este sábado (15.06.2013) con el choque entre Brasil y Japón, y bajo la consigna "¿Mundial para quién?", los grupos contrarios a la organización del certamen, que funcionará como ensayo general para el Mundial de Brasil 2014, expresaron su rechazo a los "abusos" en la organización de las competiciones y defendieron "transparencia" en el uso de dinero público destinado a las obras vinculadas a los eventos.

"Nuestro movimiento es contrario a la explotación empresarial del fútbol. El gobierno le dio un montón de tierras a los empresarios. Ahora vamos a reunirnos (con autoridades) y evaluar lo que haremos", dijo uno de los manifestantes, que se identificó como "motoboy Rogério", citado por el portal del diario O Globo.

El grupo debe decidir si persistirá con su idea de impedir el ingreso al estadio de los aficionados que acudirán al partido inaugural de este sábado, para el que se esperan más de 50.000 personas.Durante la manifestación el grupo quemó neumáticos y escobas -como símbolo de la necesidad de "limpieza" en la organización de los eventos-, provocando enormes columnas de humo negro que asombraron a los turistas que visitan la capital brasileña en vísperas de la competición.

La protesta provocó además caos en el tránsito, al bloquear el llamado "Eje Monumental", la avenida central de la ciudad diseñada por el fallecido arquitecto Oscar Niemeyer. Tras la concentración, los manifestantes se dirigieron hacia el Palacio do Buriti, sede del gobierno del Distrito Federal, acompañados por efectivos del Batallón de Choque de la Policía Militarizada. En la sede de la gobernación se reunieron con autoridades de la Secretaría del Gobierno del Distrito Federal, que apeló al diálogo para evitar enfrentamientos en la inauguración del certamen.

La protesta provocó además caos en el tránsito, al bloquear el llamado Eje Monumental.

La protesta provocó además caos en el tránsito, al bloquear el llamado "Eje Monumental".

"¿Mundial para quién?", continuará…

Entretanto, otros grupos contrarios a la realización del Mundial de Brasil 2014 anunciaron este viernes que realizarán una serie de protestas similares. Según informó la agencia oficial de noticias ABR, además del Movimiento de Trabajadores y Trabajadoras Sin Techo de Brasilia, los grupos de acción civil Articulación Nacional de los Comités Populares del Mundial (Ancop), Resistencia Urbana, entre otros, todos agrupados en el movimiento "¿Mundial para quién?" proyectan realizar actos de repudio en varias ciudades, como Sao Paulo, Porto Alegre, Palmas, Teresina y Boa Vista.

En la capital federal, que ya reúne millares de turistas para la apertura de la Copa Confederaciones, está prevista la realización de dos manifestaciones en la mañana del sábado, una en la terminal de autobuses y otra en las proximidades de la Torre de Televisión.

En la capital federal están previstas otras dos manifestaciones este s´bado (15.06.2013).

En la capital federal están previstas otras dos manifestaciones este s´bado (15.06.2013).

El secretario de seguridad del Distrito Federal, Sandro Avelar, dijo que la gobernación es democrática y defiende el diálogo, pero que no será "tolerante con el relajo". Avelar informó que ya fueron identificadas las personas que llevaron los neumáticos al local para ser quemados, y lamentó que haya gente que esté aprovechando de un "momento histórico" como lo es la Copa Confederaciones, para generar disturbios.

Además de las reivindicaciones vinculadas directamente con los certámenes deportivos, el movimiento exige un plan de construcción de al menos 150.000 viviendas populares en los próximos dos años; el compromiso de las autoridades de no vender más terrenos públicos hasta que se atienda la demanda de viviendas en el Distrito Federal; y la destinación de un presupuesto extra para proteger niños y adolescentes de la explotación sexual, entre otros.

rml (dpa, ap)