1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil: Temer inicia negociación para reforma de pensiones

La gran ausente del encuentro fue la Central Única de los Trabajadores, el mayor gremio obrero del país ligado al PT de Rousseff, que no acudió a la reunión al alegar que no reconoce "golpistas como gobernantes".

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, intenta no perder tiempo y comenzó este lunes (16.05.2016) a negociar con los sindicatos para acometer una de las reformas más polémicas, la del sistema de pensiones, aunque no lo tendrá fácil porque las centrales no están dispuestas a ceder derechos de los trabajadores.

El mandatario brasileño, que asumió la presidencia interina el pasado jueves, después de que el Congreso suspendiera el mandato de Dilma Rousseff por seis meses para iniciar un juicio político con fines destituyentes, decidió aplazar a mañana la presentación de su equipo económico, que encabeza el ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, y comenzar con una cita con las organizaciones sindicales.

Una de las reformas pendientes más conflictivas en su agenda es el sistema de jubilaciones y pensiones. En la reunión, en la que el presidente interino estuvo acompañado de los nuevos ministros de la Presidencia, Eliseu Padilha, y de Meirelles, participaron representantes de Força Sindical, la Central de los Sindicatos Brasileños (CSB) y la Unión General de los Trabajadores (UGT).

Importante gremio ausente

La gran ausente del encuentro de hoy fue la Central Única de los Trabajadores (CUT), el mayor gremio obrero del país e históricamente ligado al Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff, que no acudió a la reunión al alegar que no reconoce "golpistas como gobernantes".

"La CUT continuará defendiendo los intereses de la clase trabajadora, principal víctima del golpe, exigiendo la vuelta del Estado de derecho y de la presidenta Dilma Rousseff, legítimamente electa con 54 millones de votos", sostuvo el presidente de la CUT, Vagner Freitas, en un comunicado.

Los sindicatos que respondieron a la convocatoria de Temer fueron tajantes en este primer encuentro: "No se pueden quitar derechos, no podemos aceptar cambios para quienes ya están en el sistema", advirtió Paulo Pereira da Silva, presidente de Força Sindical.

CT (EFE, dpa)


DW recomienda