Brasil: tan optimista como nunca antes | Economía | DW | 03.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Brasil: tan optimista como nunca antes

La economía brasileña vive un gran auge y el desempleo ha descendido a los más bajos niveles.

default

Depósito de materias primas de ThyssenKrupp en las cercanías de Río de Janeiro.

Las perspectivas para 2012 son brillantes: frente a sus costas, Brasil tiene reservas de petróleo que lo pueden convertir en uno de los 5 mayores productores de crudo del mundo hasta 2020. En 2014 Brasil será el anfitrión de la Copa Mundial de Fútbol y en 2016 de los Juegos Olímpicos. Las inversiones para estos eventos ya se están viendo.

El gobierno de Dilma Rousseff no para de emitir buenas noticias: hasta noviembre de 2011 se generaron 2,3 millones de nuevas plazas de trabajo; el desempleo ha bajado al 5,2%. El año anterior las exportaciones crecieron en un 24%, equivalente a 250 mil millones de dólares.

Brasil tiene una deuda del 55% del BIP, mientras países como Grecia e Italia tienen el doble. Con una deuda nueva de sólo el 2,5%, si Brasil estuviera en la UE, pasaría por ejemplar escolar de los criterios exigidos por Maastricht.

¡Rousseff superstar!

NO FLASH Brasilien Rousseff und Luiz Inacio Lula da Silva

Rousseff y Lula da Silva

“Durante el primer año del gobierno de Rousseff la recaudación de impuestos fue mucho mejor de lo esperado”, según la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's, que subió de grado a Brasil en noviembre de 2011.

Pero no es todo; la prensa inglesa se hizo eco de que la economía brasileña ya sobrepasó a la británica. El Centro de pronósticos de Economía e Investigaciones de Negocios ((CEBR) ha dicho incluso que hasta 2020 Brasil sobrepasaría a Francia y Alemania.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), Brasil podría convertirse, ya en 2015, en la quinta potencia económica del mundo. Un pronóstico que el ministro brasileño Guido Mantega cree que se puede hacer realidad más temprano, “ya que la economía brasileña crece al doble de velocidad que las europeas”.

En 2011,empero, Brasil creció alrededor de un 3%, luego de haber logrado un 7,5% en 2010. También para 2012 los expertos creen que Brasil crecerá “sólo” un 3 por ciento.

Fernando Henrique Cardoso es el “padre” del éxito

Fernando Henrique Cardoso, el padre del éxito económico de Brasil.

Fernando Henrique Cardoso, el "padre" del éxito económico de Brasil.

Una parte del éxito se le debe a la continuidad, como lo explica el economista Carlos Pio, de la Universidad de Brasilia: “Los frutos que hoy se recogen fueron sembrados por el gobierno de Fernando Henrique. Ni Lula ni Rousseff hicieron cambios a la estructura económica”

Brasil aprovecha la estabilidad de su moneda, el real, gracias a la seriedad de la gestión del otrora ministro de Finanzas Fernando Henrique Cardoso que luego fue presidente. Y Lula fue suficientemente inteligente al continuar esa política desarrollando además su agenda social.

Gracias a programas sociales como “Bolsa Família” y a fuertes aumentos de los salarios, 30 millones de brasileños salieron de la pobreza absoluta ganando poder adquisitivo que ha sido fomentado con bajos créditos inmobiliarios.

Favela Brasilien Flash-Galerie

30 millones de brasileños salieron de la pobreza absoluta en los últimos años.

Brasil: materias primas para el mundo

Otra de las columnas del éxito del gigante suramericano es la sed mundial por materias primas, sobre todo de China. Y Brasil es uno de los mayores exportadores de petróleo, hierro, soja, etc. Casi todo lo que China necesita lo encuentra en el Brasil. Pekín es el primer socio comercial de Brasilia, antes que Estados Unidos o su vecino Argentina. Consorcios brasileños como Vale, Petrobras son hoy global players.

La estabilidad de los sistemas bancario y financiero son la tercera razón del “milagro económico” brasileño. Lo que la Unión Europea quiere implementar, ya lo hizo Brasil a finales de los años 90.

Aún así, los brasileños miran con preocupación hacia Europa porque la UE es un socio importante. Ahora los brasileños se dan el lujo de advertir a los europeos de no tomar decisiones riesgosas. El consejero gubernamental Marco Aurélio Garcia advirtió a Bruselas resumiendo la experiencia brasileña: “Las medidas del FMI que obligan a los trabajadores a pagar los errores de quienes provocaron la crisis están condenadas a fracasar”.

Autor: Nádia Pontes / Alexandre Schossler /José Ospina

Editor: Emilia Rojas

DW recomienda