1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil: “Seguiremos en las calles”, dicen manifestantes

El grupo que inició la mayor ola de protestas de las últimas dos décadas en Brasil dirigió una carta a la presidenta Dilma Rousseff, que los citó en Brasilia, en la que aclara: que "continuaremos en las calles".

Protestas en El Salvador, Brasil.

Protestas en El Salvador, Brasil.

"Estamos sorprendidos con la invitación para la reunión. Imaginamos que también (usted) está sorprendida con lo que viene sucediendo en el país en las últimas semanas. Este gesto de diálogo por parte del gobierno federal desentona con el trato dado a los movimientos sociales que ha marcado la política de esta gestión", comienza la misiva del Movimiento Pase Libre.

Las revueltas que se propagan por el país desde el 6 de junio "han abierto nuevos caminos", agregan. "Más que conversar", esperan que el encuentro "marque un cambio de postura del gobierno federal" no sólo en relación a los manifestantes que tomaron las calles, sino a los pueblos indígenas, las comunidades desplazadas en el marco de las obras de movilidad urbana necesarias para la preparación del Mundial de 2014; a los Sin Techo y Sin Tierra, entre otros.

Ratifican asimismo su condición de "movimiento social autónomo, horizontal y sin afiliación partidista que jamás pretendió representar al conjunto de manifestantes que tomó las calles del país".

Diversas peticiones: transporte gratis, menos impuestos

"Nuestra palabra es una más entre las que fueron gritadas en las calles", explica el grupo, que si bien comenzó las protestas reivindicando la suspensión del aumento de la tarifa del transporte público, su bandera, tal como indica su nombre, es la gratuidad de ese servicio, la "tarifa cero".

También se manifiestan contrarios a la exhoneración de impuestos exigidas por las empresas del transporte y a que Brasil invierta "11 veces más en transporte individual, mediante obras viales y políticas de crédito para el consumo de vehículo", que en transporte público.

"Renunciar a tributos significa perder el poder sobre el dinero público, liberando recursos a ciegas para las mafias del transporte, sin ninguna transparencia ni control", resalta el movimiento nacido en 2005 en el marco del Foro Social Mundial celebrado en Brasil.

Por último, repudian la "criminalización y represión" de las manifestaciones, únicas responsables, a su entender, que la Presidencia los haya invitado a la reunión. "Esta reunión fue arrancada por la fuerza de las calles, que avanzó sobre bombas (de gas lacrimógeno), balas (de goma) y prisiones", sostienen.

JOV (dpa, Folha de São Paulo)