1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil: Parlamento aprueba propuesta de déficit de Gobierno

La cifra es muy superior al techo que había impulsado Dilma Rousseff. El equipo económico de Michel Temer dice que la situación económica es peor de lo previsto.

Tras 16 horas de debate, el Parlamento de Brasil aprobó la madrugada de este miércoles (25.05.2016), en sesión conjunta de la Cámara de Diputados y el Senado, el nuevo cálculo de déficit fiscal presentado por el Gobierno del presidente interino, Michel Temer, lo que supone un triunfo en su primera votación en el legislativo desde que sustituyó a la jefa de Estado suspendida, Dilma Rousseff.

La propuesta de Temer, que establece el objetivo de déficit fiscal en más de 47.500 millones de dólares, es muy superior al déficit que se había propuesto el Gobierno de Rousseff, que ascendía a los 28 mil millones de dólares. A petición de Temer, los legisladores hicieron un esfuerzo para acelerar las deliberaciones, pero la sesión se prolongó porque antes, por motivos de reglamento interno, se tuvieron que someter a votación otros 24 proyectos.

El nuevo objetivo de las cuentas públicas, que refleja lo que el nuevo equipo económico dijo es un escenario ostensiblemente peor del reconocido por el Gobierno de Rousseff, contempla un déficit fiscal primario equivalente al 2,75 por ciento del producto interno bruto (PIB) para este año, una cifra histórica para Brasil. El déficit nominal, incluyendo el pago de la deuda, ascenderá al 8,96 por ciento del PIB y la deuda pública escalará al 43,9 por ciento, una cifra considerada “insostenible” por el nuevo Gobierno.

Medidas económicas

La alteración de la ley de presupuestos también contempla que la economía brasileña registrará este año una recesión del 3,8 por ciento, la misma cifra de la contracción del año pasado. La aprobación de las nuevas cifras era necesaria para Temer que, de lo contrario, se habría visto obligado a cumplir las metas de superávit que se había trazado el Gobierno de Rousseff, algo prácticamente imposible teniendo en cuenta el déficit que arrastran las cuentas públicas.

Ante el agravamiento de la crisis, el Ejecutivo de Rousseff presentó en marzo una propuesta para reconocer que las cuentas públicas acabarán este año en números rojos, pero el Parlamento no llegó a analizarla, porque estaba centrado en las votaciones que llevaron a la suspensión de la mandataria. Temer anunció este martes un paquete de medidas económicas, entre las que destaca un plan de austeridad y una propuesta para establecer un techo al gasto público, aunque este punto deberá ser aprobado por el Parlamento.

DZC (EFE, AFP)


DW recomienda