1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil: Gobierno y simpatizantes agotan últimos recursos contra "impeachment"

Simpatizantes de Rousseff bloquearon carreteras en 14 de los 27 estados de Brasil. El abogado del Gobierno, por su parte, pidió al Tribunal Supremo la anulación del juicio político contra la mandataria.

Los manifestantes consideran que el juicio político contra Rousseff carece de base jurídica y constituye un intento de golpe de Estado.

Los manifestantes consideran que el juicio político contra Rousseff carece de base jurídica y constituye un intento de golpe de Estado.

La demanda, presentada en vísperas de que el Senado defina el futuro de Rousseff, fue dirigida al Supremo por el abogado general José Eduardo Cardozo y reitera los argumentos que la defensa ha esgrimido sin éxito durante los últimos meses. Uno de los principales apunta a un presunto "desvío de finalidad" cometido en diciembre pasado por el entonces presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, un declarado adversario de Rousseff que aceptó a trámite las denuncias contra la mandataria.

Según la Abogacía General, Cunha actuó por "venganza" debido a que el oficialismo le negó los votos necesarios para impedir que avanzara un proceso interno de la Cámara de Diputados que pudiera costarle el mandato por alegada corrupción. El documento entregado a la Corte Suprema denuncia esa "inmoral conducta" y sostiene que ese hecho le confiere a todo el proceso una "nulidad de inicio" que pide que sea reconocida por el tribunal.

"Vicios"

Entre otros "vicios" del trámite seguido en camino al juicio político, la demanda cita que muchos de los diputados que aceptaron las denuncias contra Rousseff habían manifestado su posición antes de la votación del pasado 17 de abril, lo que no podrían haber hecho pues actuaban como jueces y no como parlamentarios. También protesta por el hecho de que, una vez que el trámite llegó al Senado y fue analizado por una comisión especial, no se le permitió a la defensa exponer su posición después de que fuera presentado el informe final, que recomendó procesar a Rousseff.

Ver el video 01:22

Nuevo giro en la crisis política de Brasil

Esa alegación ya había sido formulada por Cardozo y desconocida por el Senado, el cual indicó que la defensa de la mandataria fue escuchada cuatro veces en esta etapa, que sólo se refería a decidir sobre la admisión de las demandas.

Según el Senado y la Cámara de Diputados, Rousseff tendrá todo el derecho a las más amplia defensa en la fase procesal, que comenzará si la Cámara alta se inclina este miércoles (11.05.2016), con al menos 41 de los 81 senadores, por instaurar el juicio político y, con ello, suspende a la mandataria de su cargo durante los 180 días que puede durar el proceso, período en que será sustituida por su vicepresidente, Michel Temer.

De acuerdo a fuentes judiciales, la demanda intentada por Cardozo tiene muy pocas probabilidades de ser admitida. De hecho, el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski, declaró este lunes que, hasta el momento, todo el proceso ha sido realizado dentro del más estricto marco legal, con una supervisión constante de ese tribunal constitucional.

Bloqueos de carreteras y avenidas

Esta misma jornada, una serie de protestas contra el juicio político bloqueó carreteras en 14 de los 27 estados de Brasil, informaron fuentes oficiales. Las manifestaciones forman parte del llamado Día Nacional de Paralización y Movilizaciones Contra el Golpe, promovido por los grupos sociales que defienden al Gobierno, como el Movimiento de los Sin Tierra (MST) y la Central Única de los Trabajadores (CUT), la mayor unión de sindicatos del país.

Los movimientos sociales que se oponen al juicio convocaron las protestas de este martes en las redes sociales e invitaron a sus militantes a "Ocupar todo contra el golpe". Los bloqueos en importantes carreteras federales de Brasil, en algunas de las cuales los manifestantes incendiaron neumáticos, comenzaron temprano y provocaron largos embotellamientos en estados como Sao Paulo. Algunas de las manifestaciones fueron disueltas pocas horas después ante la intervención de la Policía Federal de Carreteras y a fines de la mañana prácticamente todas las vías estaban liberadas.

Las manifestaciones también se extendieron a avenidas en ciudades como Sao Paulo, la mayor del país y en donde los bloqueos en las vías que bordean los ríos Pinheiros y Tieté provocaron uno de los mayores embotellamientos de los últimos meses en la metrópoli, con 121 kilómetros de calles con tránsito lento. Asimismo se registraron protestas en carreteras de los estados de Río de Janeiro, Minas Gerais, Río Grande do Sul, Bahía, Paraíba, Paraná, Pernambuco, Río Grande do Norte, Espíritu Santo, Maranhao, Santa Catarina, Ceará y Piauí. Algunos militantes también realizaron protestas en las afueras del Distrito Federal de Brasilia.

RML (efe, reuters)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema