Brasil entra en recesión | América Latina | DW | 29.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil entra en recesión

La mayor economía de América Latina y séptima del mundo entró técnicamente en recesión en el segundo trimestre de 2014. Los datos económicos negativos favorecen a la oposición en las elecciones del 5 de octubre.

Los datos negativos con respecto a la economía de Brasil se publican cuando faltan solamente cinco semanas para los comicios generales del 5 de octubre, en los que la presidenta, Dilma Rousseff, buscará la reelección. El Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil registró entre abril y junio de 2014 su segunda caída trimestral consecutiva, lo que, según los economistas, indica una "recesión técnica", la primera desde la crisis financiera de 2008.

Según un informe del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la producción brasileña se contrajo un 0,6 por ciento en el segundo trimestre, frente a la registrada entre enero y marzo que, a su vez, cayó un 0,2 por ciento respecto al último trimestre de 2013.

La gerente de Coordinación de Cuentas Nacionales del IBGE, Rebeca de La Rocque Palis, afirmó que el resultado negativo se debió a la fuerte retracción de la producción industrial: "La industria en general registró una caída del 1,5 por ciento, el peor resultado desde el segundo trimestre de 2012".

Ministro de Hacienda: "No debemos hablar de 'recesión´"

Las inversiones, por otra parte, se desplomaron en un 5,3 por ciento frente al período enero-marzo y en un 11,2 por ciento en relación al segundo trimestre del año pasado. Pese a los resultados negativos, el ministro de Hacienda, Guido Mantega, sostuvo hoy que "recesión" no es la palabra apropiada para definir el presente momento de la economía brasileña.

"No debemos hablar de 'recesión', porque, para mí, esta palabra define un estancamiento prolongado, como el que vivieron los países europeos... Acá estamos hablando sobre dos trimestres. Una recesión ocurre cuando hay desempleo en aumento e ingreso en descenso, y acá tenemos lo opuesto", sostuvo, en una rueda de prensa en Brasilia.

La primera tras la crisis del 2008

La última recesión técnica de la economía brasileña ocurrió en el último trimestre de 2008 y el primero de 2009, tras el estallido de la crisis financiera internacional. Pese al resultado negativo, el PIB brasileño acumulado en el primer semestre aumentó un 0,5 por ciento frente al mismo período del año pasado.

Aunque negó la recesión, el ministro Mantega admitió que el Ministerio de Planificación tendrá que revisar una vez más hacia abajo su pronóstico sobre el crecimiento económico esperado para 2014, que ya había bajado del 2,5 al 1,8 por ciento. La previsión actual es más optimista que la del Banco Central de Brasil, que pronostica una expansión del 1,6 por ciento, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un crecimiento del 1,3 por ciento y los analistas de bancos consultados por el Gobierno han bajado al 0,7 por ciento su cálculo para 2014.

MS (dpa/efe)