1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil declara el fin de emergencia nacional por el zika

El Gobierno brasileño declaró el fin de la emergencia sanitaria vigente desde 2015 por el entonces rápido crecimiento de los casos de zika y, consecuentemente, del nacimiento de bebés con microcefalia.

El levantamiento de la emergencia fue determinado por la fuerte caída en el número de casos de zika y de microcefalia en lo que va de 2017 y porque la epidemia, pese a aún tener impacto sobre la salud pública, ya no es un "hecho inesperado o fuera de lo común".

Brasil, según un comunicado del Ministerio de Salud, "ya no llena los requisitos exigidos para mantener el estado de emergencia", que son, básicamente, que el impacto de la epidemia sobre la salud pública sea inesperado, fuera de lo común o con riesgo de propagación internacional. Brasil fue uno de los países más afectados en todo el mundo por la propagación del zika y por el salto en el número de bebés que nacieron con microcefalia y otras anomalías por causa del virus.

Según el más reciente boletín epidemiológico, entre el 1 de enero y el 15 de abril de este año fueron registrados 7.911 casos sospechosos de zika en todo el país, un número en un 95,4 % inferior al del mismo período en 2016 (170.535).

En cuanto a los casos de microcefalia, en lo que va de 2017 han sido confirmados 230 nuevos casos y notificados 2.837 casos sospechosos. Un número menor en comparación con el total de 2.653 casos confirmados y 13.490 sospechosos desde que la emergencia fue declarada.

Brasil, el país más afectado por microcefalia

Desde el inicio de la emergencia hasta finales de 2016 fueron confirmados 2.205 casos de bebés con microcefalia entre 10.000 notificaciones de sospechas, además de 259 fetos o recién nacidos muertos por microcefalia contraída a través del zika. Mientras que el número de nuevos casos de microcefalia llegó a saltar en un 135 % en diciembre de 2015 frente a noviembre, esa variación no ha superado el 2 % en los tres primeros meses de 2017.

El secretario de Vigilancia de Salud del ministerio, Adeílson Cavalcante, apuntó que "el Ministerio de Salud y los otros órganos involucrados en el asunto mantendrán las políticas de combate al zika, al dengue y al chikunguña en todo el país". El funcionario agregó que el Gobierno también seguirá dándole prioridad al zika tanto en las investigaciones como en los proyectos para desarrollar una vacuna contra el virus.

JOV (efe, oglobo)

DW recomienda