1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil: aliado de Temer es elegido al frente del Senado

Eunicio Oliviera contó con el respaldo de buena parte de los senadores del Partido de los Trabajadores de Dilma Rousseff, lo que generó una pequeña crisis en la oposición.

El empresario millonario Eunicio Oliveira fue elegido este miércoles (01.02.2017) como presidente del Senado de Brasil, pese a que su nombre figura entre los investigados en el escándalo de corrupción de Petrobras que ha golpeado a la política del país sudamericano. El parlamentario es considerado un aliado del presidente Michel Temer, quien gobierna el país tras el polémico "impeachment” que sacó del mando a la mandataria Dilma Rousseff.

La elección es considerada una victoria por el gobierno del centroderechista Temer, que busca sacar adelante una serie de reformas económicas para hacer frente a la crisis que afronta la principal potencia regional, que vive una de sus peores recesiones. De esta forma, el gobernante Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) retiene un cargo que ocupa desde 2006. El rival de Oliviera en la elección era el senador José Medeiros, miembro del Partido Social Democrático (PSD) y también de la base política de Temer.

Oliveira, de 64 años y casi dos décadas de vida parlamentaria, se impuso por 61 votos contra 10. El nuevo presidente de la Cámara Alta sustituirá al influyente Renán Calheiros, quien dirigió el Senado en los últimos cuatro años y concluye su segundo período consecutivo en ese cargo como reo en una causa por presunta corrupción abierta por el Supremo a fines del año pasado.

Sospechas en su contra

Oliviera es una figura influyente dentro del partido gobernante, lo que no lo ha ayudado a salvarse de las sospechas que pesan sobre sus hombros. De acuerdo con la prensa local, exdirectores de la constructora Odebrecht lo acusan de haber recibido comisiones ilegales para influir en decisiones legislativas que favorecieron a la empresa. Esas supuestas acusaciones figurarían entre los testimonios que 77 exdirectores de la empresa prestaron ante tribunales en el marco de un proceso de cooperación judicial.

Pese a todo esto, la base política de Temer lo apoyó en la votación e incluso una amplia mayoría de los 10 senadores del opositor Partido de los Trabajadores (al que pertenece Rousseff) también le dio su respaldo. Esto generó un principio de crisis en el partido del también ex presidente Lula da Silva. En su declaración de bienes del año 2014, Oliveira –que representa al empobrecido estado de Ceara– dijo poseer activos por 31 millones de dólares, el triple de lo que tenía tres años antes.

DZC (AFP, EFE)

DW recomienda