Brasil: aeropuertos no estarán listos para Mundial de Fútbol 2014 | América Latina | DW | 15.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil: aeropuertos no estarán listos para Mundial de Fútbol 2014

Nueve de los trece aeropuertos que están siendo acondicionados para el Mundial de Fútbol del 2014 no estarán listos a tiempo, dice estudio del Instituto brasileño de Investigación Económica Aplicada (Ipea).

default

El aeropuerto de Cumbica, en Guarulhos, Brasil, en los límites de su capacidad.

De acuerdo con el estudio presentado en Brasilia por el Instituto de Investigación Económica Aplicada (Ipea), organismo vinculado a la Presidencia de Brasil, la mayoría de las obras de reforma y modernización de los aeropuertos de las ciudades sede no estarán listas para el Mundial de Fútbol de 2014. A la percepción de los brasileños de que no hay suficientes recursos para la ejecución de las mejoras previstas se suma ahora este estudio.

Datos preocupantes

Ipea basó su estudio en datos suministrados por Infraero, la Empresa Brasileña de Infraestructura Aeroportuaria que administra las terminales aéreas del gigante suramericano. Según el análisis, las obras en las terminales de Manaos, Fortaleza, Brasilia, Guarulhos, Salvador, Campinas y Cuiabá -que aún se encuentran en la fase de elaboración del proyecto- no estarán listas antes del 2017. El pronóstico para los proyectos ya aprobados de Belo Horizonte y Porto Alegre es de aproximadamente 80 meses. En relación con el nuevo aeropuerto de Natal, aún no se tiene prevista una fecha de conclusión de las obras.

De acuerdo con Ipea, sólo las terminales aéreas de Río de Janeiro, Curitiba y Recife estarán en condiciones de recibir a los turistas para la Copa Mundial del 2014; si todo sale según lo previsto. “La implementación de una propuesta para el sector privado también demanda tiempo. Privatizar no significa que el problema se resuelva al día siguiente", dijo Carlos Campos, técnico de planeamiento e investigación del Ipea.

Limite superado

Brasilien Verkehr Flughafen in Brasilia

El Ministerio de Turismo de Brasil espera entre 800.000 y 1.000.000 de visitantes durante el Mundial de 2014.

El caos en los aeropuertos es un tema dominante en los titulares en Brasil. El estudio del Ipea indica que 14 de los 20 mayores aeropuertos nacionales están operando por encima de su capacidad -situación que es considerada como "crítica" por la entidad. Con el aumento considerable de pasajeros aéreos la inversión pública en infraestructura es cada vez más insuficiente.

Técnicamente, el tiempo promedio para preparar los diseños, obtener las licencias, realizar las licitaciones y empezar a ofrecer servicios es superior a los tres años que quedan para el Mundial. "Si todo ocurre dentro de los plazos establecidos en el país, una obra de infraestructura en transporte requiere en promedio 92 meses para estar lista, es decir más de siete años", resalta el Ipea en su estudio.

El Instituto también encontró que Infraero había utilizado entre el 2003 y el 2010 apenas el 44% del valor disponible para la inversión. "Esto demuestra la necesidad inaplazable de una mejora de la gestión empresarial de la Infraero", señala el Ipea.

Aunque la inversión pública en el sector de transporte aéreo ha aumentado, entre 2003 y 2010, de 503 millones a más de 1,3 mil millones de reales (o sea, de unos 221 millones de euros a unos 571 millones de euros), la información sobre las tasas de ocupación de las terminales de pasajeros demuestran la necesidad de que las inversiones futuras sean aún mayores. "Este sector sigue siendo planeado con un ojo en el espejo retrovisor en lugar de prepararse para los siguientes 40 años", dice el Ipea.

Logo Brasilien FIFA 2014

Logo oficial del Mundial de Fútbol en Brasil 2014.

Lluvia de críticas

A pesar de que el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha suavizado sus comentarios sobre el atraso en el cronograma de preparación de Brasil, ya se dice a nivel internacional que la lentitud brasileña es más preocupante que la de Sudáfrica, que fue sede de la Copa en el 2010.

Régis Fichtner, senador de Río de Janeiro y coordinador de los proyectos de infraestrucura de esta ciudad, que también será sede de los Juegos Olímpicos del 2016, aseguró: “No estamos atrasados. Vamos a entregar el Maracaná y todas nuestras obligaciones hasta diciembre de 2012, a tiempo para realizar la Copa Confederaciones”.

En relación con los aeropuertos, Fichtner no niega sus preocupaciones. “El aeropuerto es un problema", concedió al tiempo que sugirió una presunta vía de escape: "Nos estamos confiando en que la presidenta Dilma Rouseff entregará en concesión el aeropuerto de Galeão en Río de Janeiro. Es la mejor solución para atender mejor al público en esos grandes eventos”.

Autora: Nádia Pontes / Cristina Mendoza Weber

Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda