Botamos y jugamos con la comida | Secciones | DW | 28.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Secciones

Botamos y jugamos con la comida

La FAO pone en tela de juicio el desperdicio de alimentos que originamos anualmente. Hoy se celebra la Tomatina en Buñol, España, donde miles de tomates se usan, pero no precisamente para comer.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) lamenta que un tercio de los alimentos producidos por el ser humano en el mundo entero se pierden o acaban en la basura, es decir, mil trescientos millones de toneladas. Otra cifra escalofriante: según la FAO alrededor de 925 millones de personas sufren de desnutrición y hambre en nuestro planeta. No hace falta ser matemático para comprobar que la cantidad de alimentos desperdiciados supera al número de personas que padecen hambre.

Einkaufswagen mit Lebensmitteln in Edeka-Supermarkt

¿Compramos más de lo que realmente necesitamos?

En Alemania, uno de los países con más conciencia medioambiental del planeta, sorprenden las cifras: cada año se botan 82 kilos de comida por persona, es decir, unos 235 euros; en total, 6,7 millones de toneladas. El Ministerio alemán de Alimentación, Agricultura y Protección al Consumidor expone en su página web que los consumidores no botan productos en mal estado, sino alimentos que, tras unos días, les parecen poco apetecibles, como es el caso de la verdura y la fruta, seguidos de la pasta, la repostería y los restos de comidas.

Hay otras maneras de desperdiciar los alimentos. Como es el caso de la fiesta de la Tomatina, que tiene lugar cada año el último miércoles de agosto en Buñol, una pequeña ciudad cerca de Valencia, España. Miles de turistas de Estados Unidos, Japón y otros rincones del mundo emprenden una verdadera batalla roja lazándose alrededor de 100.000 kilos de tomates. Una tradición que, con la crisis económica que vive el país, muchos consideran indadecuada y poco ecológica: no hay que olvidar la cantidad de agua que se utiliza para limpiar después las fachadas y calles de la ciudad.

Bildergalerie Tomatina in Spanien

Tras la batalla roja toca ducharse con "mucha" agua.

Así y todo, esta tradición ha cruzado el charco. En Virginia, Estados Unidos, se festejó la tomatina estadounidense por primera vez, el "Tomato Royale", hace unos días. En Colombia, concretamente en Sutarmachán, se celebra desde hace años la "tomatina colombiana".

¿Cómo se puede despertar la conciencia del consumidor sobre este tema? ¿Por qué botamos tantos alimentos? ¿Cuánta comida tira usted?

Exprese su opinión sobre el tema en Facebook o envíe su comentario a feedback.spanish@dw.de.

DW recomienda